Podcast: como construir una gran empresa hoy, aquí y ahora

Mi podcast de esta semana tiene que ver  con  como construir una gran empresa hoy, aquí y ahora. Aquí esta la liga.

En él sobre una nueva y poderosa metodología que se llama “refuerzo positivo”, que transforma a las personas e instituciones llenándolas de visión, pasión y energía, para enfrentar el futuro con tenacidad y alegría.

Pero para que funcione, la alta dirección necesita poner de cabeza muchos de sus preceptos  acerca de las “buenas prácticas” del “managment”. Sólo así podrán capitalizar las extraordinarias oportunidades que ofrece este nuevo mundo entrelazado.

Por ejemplo, es indispensable cambiar la idea de que el trabajo del ejecutivo es arreglar lo que no funciona y dejar que las fuerzas de la empresa se ocupen de si mismas.

La filosofía del “refuerzo positivo” es, que si uno administra con inteligencia sus fuerzas y éxitos pasados, pueden lograr mucho más que si simplemente se dedica a ir reduciendo sus debilidades.

Hay que entender que para construir empresas extraordinarias en la actualidad, hay que enganchar a todas las  personas en la organización, para que sumen exponencialmente sus fuerzas.

Esto se logra a través de abrir el dialogo sobre lo positivo que hay en la empresa. Hacerlo, genera una experiencia de vida que transforma, enaltece y conduce a la acción decidida.

Estoy seguro que estas de acuerdo conmigo, que ya basta de tanta plática de crisis, porque en verdad nos va a dar una úlcera.

Es el momento de abrir  el dialogo con la gente sobre lo positivo. Te invito a escuchar el podcast. Espero que te anime a encender una revolución que transforme y enaltezca tu organización.

Anuncios

Podcast: El placer del ayuno

Ahora,  quiero compartir contigo una maravilla experiencia que tuve la semana pasada: el ayuno. Aquí está la liga.

Cada año, previo a la semana santa, procuro ir  a un retiro de silencia de dos o tres días. Es un hábito que he desarrollado durante los últimos 20 años, y que se ha convertido en una de mis actividades preferidas, porque me da un espacio para evaluar año con año, cómo he avanzado en lo que es realmente importante para mi; si estoy llevando una vida coherente, si estoy feliz, y que estoy haciendo para cuidando mi salud.

Y como el ayuno es uno de los prescritos de cuaresma, decidí ponerlo en práctica y ayuné 36 horas. Déjame decirte que fue una experiencia profunda, para mi cuerpo, mi espíritu y mis sentidos.

¡Fue fantástico! Después de 18 horas sin comer,  se despertó mi olfato. Al estar sentado a la mesa con otras personas que estaban comiendo, el aroma de cada ingrediente saltaba a la conciencia, haciendo un homenaje a la creación. Sirvieron un rico pescado a la veracruzana, y el olor de los pimientos, las aceitunas y las alcaparras,  acariciaba mi mente.
Pero el momento más extraordinario fue el postre. Un strudel polaco, hecho de capa sobre capa de manzanas caramelizadas, y con una espesa cubierta de merengue. Y lo más delicioso de toda la comida fue el exótico olor de la canela, combinado con el perfume agridulce  de la manzana. Fue un verdadero festín para la nariz.

Además del relato de mi ayuno, en este podcast, analizo la historia de ayuno a través de las grandes religiones y también  la práctica del camino medio que recomiendan los budistas.  Para ilustrar sus beneficios doy el ejemplo de  los habitantes de Okinawa en Japón, que son considerados uno de los grupos más saludables del mundo. Ellos practican algo que llaman Hara Hachi Bu – o sea: Deja de comer cuando estés 80% lleno.

Te invito a escucharlo y a inspirarte a practicar el ayuno y disfrutar más de la vida a través de la alegría que genera la templanza.