Sólo tú puedes acabar con la influeza humana

El podcast de esta semana tiene que ver con  la contingencia de influeza humana que estamos viviendo en México. Aquí esta la liga para escucharlo: Sólo tú puedes acabar con la influenza humana por Mac Kroupensky

¿Cuánto influye en nuestra felicidad situaciones cómo, si somos ricos o pobres, jóvenes o viejos, atractivos o normales o incluso contingencias como la que estamos viviendo en este momento?

  • 10%
  • 30%
  • 50%

Resulta que después de extensos estudios científicos se ha determinado que sólo el 10% de nuestra felicidad depende de nuestra situación o posición. Por lo tanto, si basamos nuestra dicha en cosas materiales y exteriores, es muy difícil que alcancemos la verdadera felicidad.

El estudio arroja que el 50% de nuestro nivel de felicidad es determinado por aspectos genéticos y hereditarios. Esto es, cada uno de nosotros nacemos con una serie de predisposiciones fijas hacia la felicidad. Por ejemplo, algunas personas nacen con una predisposición a engordar fácilmente, y otras mantienen su peso independientemente de lo que comen. Y es lo mismo con nuestro nivel fijo de felicidad. Algunas personas son naturalmente más optimistas, y menos propensas al estrés que otras.

Sin embargo, resulta que independientemente de nuestra predisposición, tenemos un gran poder sobre nuestro nivel de felicidad. De acuerdo a este estudio, el 40% de nuestra felicidad la determinamos en base a nuestra actitud y nuestros hábitos. Entonces, contrario a lo que muchos pensamos, sólo un porcentaje muy bajo de nuestra felicidad es determinado por las circunstancias de nuestra vida, cómo si somos ricos o pobres, jóvenes o viejos, atractivas o normales, o casados o solteros o divorciados, o por la contingencia del momento.

El punto de partida para alcanzar una felicidad profunda y duradera, es aceptar este descubrimiento científico y a partir de ahí, empezar a trabajar sobre los aspectos que realmente tienen una incidencia profunda sobre nuestra vida. Esto es, hay que reconocer, que no podemos cambiar quienes somos y que cambiar las circunstancias de nuestra vida, no es fácil. La gran noticia es, que sí es posible controlar el 40% del nivel de nuestra felicidad, en base a cómo enfrentamos diariamente la vida. Entonces, cuales son las actividades que diferencian a la gente más feliz, de la gente menos feliz. Te invito a leer atentamente la siguiente lista:

  • La gente más feliz, dedican mucho tiempo a su familia y a sus amigos. Cultivan y disfrutan de las relaciones humanas.
  • Son personas agradecidas y lo expresan fácilmente.
  • Normalmente son los primeros en ofrecer ayuda a compañeros y a extraños.
  • Ven el futuro con optimismo.
  • Disfrutan los pequeños encantos de la vida y tratan de vivir en el presente.
  • Hacen ejercicio cada semana, incluso algunos lo hacen diariamente.
  • Poseen valores, creen que su vida vale la pena y desarrollan un sentido de vocación.
  • Y al igual que todos, la gente más feliz también sufren de estrés, de la crisis y de las tragedias.

Sin embargo, lo que los distingue es su aplomo y su fuerza ante la adversidad. Y es aquí, dónde quiero convocar a cada uno de nosotros. Hoy estamos frente a un momento de adversidad. Y hoy más que nunca el mundo necesita de nuestro optimismo, fuerza y felicidad.

Aunque ni tu ,ni yo, provocamos esta epidemia, hay mucho, muchísimo que podemos hacer para ayudar a remediarla.

Empieza por aprovechar este momento de turbulencia para estar más cerca de tus seres querido y amigos. Diles cuanto los quieres y ayúdales a estar serenos.

Por otro lado, ocúpate de que libremos esta epidemia lo antes posible. Escucha y acata las indicaciones del secretario de salud. Evita lugares concurridos, usa tapa boca, lávate mucho las manos y si te sientes enfermo acude inmediatamente al doctor.

Otros de los aspectos fundamentales de la felicidad es ver el futuro con optimismo. Estamos viviendo un momento crítico, es la verdad. Pero hay que ser optimistas hacia el futuro. Por eso es tan importante tomar en serio el momento actual. Se que la amenaza de perder ingreso por el aislamiento es desagradable. Pero veámoslo a través de los ojos del optimista.

Tu, yo, cada uno de nosotros, somos los únicos que podemos acabar con esta epidemia. Siéntete fuerte, importante, y trascendente. Este es tú momento. Hay que crecer al reto y enfrentarlo con sabiduría y alegría.

Seamos generosos. Pensemos en nuestros seres queridos, en nuestra ciudad, nuestro país y el mundo. Enfrentemos con decisión la amenaza de la influenza porcina.

Si te encuentras sano, y no tienes que salir, no salgas, no te prestes a convertirte en un instrumento de la red de contagio.

Te acuerdas, que hace un par de semanas hablé acerca de las redes sociales en negocios. Y explique que teníamos que tomar muy en serio su fuerza exponencial, y di el siguiente ejemplo: si tu tienes 50 contactos, a través de ellos puedes llegar a 5,000 personas y a través de ellos alcanzas a más de un millón. Y es exactamente lo mismo con el virus. Y es por eso que es tan preocupante; porque si no nos cuidamos, se va a propagar en forma exponencial.

Ahora, si todos lo tomamos en serio, la buena noticia es que controlar esta epidemia, en este momento, no es tan difícil. Pero tenemos que entender que la única forma de hacerlo, es si tu y yo hacemos nuestra parte. Porque el virus requiere de nosotros para propagarse. No le demos la oportunidad. Tomemos las precauciones debidas y extingámoslo de una vez por todas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: