Cómo convertirte en un gran ponente

Hoy más que nunca, aprender a hablar en público es importante, porque es la forma más rápida para posicionarte como el experto en tu materia, y abrirte muchas puertas.

En este podcast comparto contigo lo que aprendido a través de los años acerca de los elementos que constituyen una gran ponencia y un extraordinario expositor.

Aquí está la liga al podcast Los grandes ponentes no nacen, se hacen.

Texto

Pregunta ¿Qué porcentaje de los ponentes que vemos desfilar por eventos púbicos y privados son convincentes?
•    50%
•    25%
•    10%

Respuesta: Las estadísticas son reveladoras: el 80% de todos los ponentes que desfilan por eventos públicos y privados no convencen, el 10% son aceptables, el 5% son convincentes y sólo el 5% son excepcionales.

Hoy más que nunca, aprender a hablar en público es importante, porque es la forma más rápida para posicionarte como el éxperto en tu materia, y abrirte muchas puertas.

Por eso el dia de  hoy quiero compartir con ustedes los elementos que constituyen una gran ponencia y un extraordinario expositor.

Dejenme empezar por decir que los grandes ponentes no nacen, se hacen a través de entender y aplicar las siguientes reglas.

Primero, hay tres factores que determinan la calidad de un ponente: el lenguaje no verbal, la voz, y el contenido. Y contrario a lo que muchos piensan, el contenido de una ponencia, aunque es fundamental, representa únicamente el 7% de su efectividad. Así es, únicamente el 7%. El factor más importante es el lenguaje no verbal, que representa el 55%, y la voz cuenta por el otro 38%.

El lenguaje no verbal está compuesto de factores como la postura del ponente, que comunica su seguridad y aplomo. Abarca la mirada y su capacidad para conectar visualmente con la audiencia. También incluye  su sonrisa, que engancha,  y hechos como que no lea la presentación y que esté relajado, amigable e interactuando con a el auditorio, como si estuviera inmerso en una conversación  íntima, cercana y natural.

La voz es el otro aspecto clave del éxito en una ponencia. Si los ojos son los espejos del alma, pues la voz es su emisor. Ella transmite nuestro ser más íntimo. Comunica y contagia emoción. Envuelve y acaricia. Conmueve y alborota. Inspira y conduce a la acción.

Finalmente el contenido; aunque sólo representa el 7% de la efectividad de la ponencia, también es indispensable.
A lo largo de los años como ponente, he aprendido una sencilla regla para estructurar conferencias: diles lo que les vas a decir; dicelos, diles lo que les has dicho.

La finalidad de toda conferencia es enseñarle algo nuevo a la persona que escucha. Por eso la estructrua lógica es llevar a la audiencia  del punto “A” al punto “B”. Hay que iniciar la ponencia explicándole a los asistentes  cuales son los hechos de dónde estás partiendo y por qué es importante para ellos poner atención. Llamamos esto el punto “A”. Después hay que decirles dónde quieres llegar, y que esperas que aprendan, obtengan, o hagan después de escucharte. Llamemos esto el punto “B”.

Siempre construye el contenido pensando en la persona que escucha. Recuerda que lo que más le interesa al auditorio es el beneficio que él o ella puede obtener si aplica  este nuevo conocimiento.

La segunda parte de la ponencia es el cuerpo de la presentación, donde se exponen los datos que sustentan la hipótesis, y  los pasos a seguir para alcanzar el resultado deseado. Idealmente, hay que  ilustrar la teoría través de casos de éxito e historias. Recuerda, que la cultura a través de los siglos se ha transmitido contando historias. Y sigue siendo hoy un vehículo tan vigente, como lo fue en tiempos de nuestros antepasados.

La tercera y última parte de la ponencia es la recapitulación de lo que han visto y una fuerte y enérgica llamada a la acción.

Las láminas, (el “PowerPoint”),  son otro elemento que contienen la mayoría de las presentaciones y que muchas veces le restan valor. Un grave error que cometen muchos ponentes es poner toda la información en las láminas y simplemente leerlas.

Las láminas deben ser simplemente una guía de la secuencia y puntos de énfasis en la presentación. Idealmente no deben contener más de 10 palabras. Lo que le da vida a la ponencia, es cuando el expositor elabora sobre el breve mensaje de la lámina. Es él o ella la estrella y la lámina es simplemente un pequeño apoyo.

Si deseas darle toda la información al asistente, hazlo a través de un documento de soporte, que se entrega después de la conferencia.

Finalmente, quiero hablar acerca del ensayo. El ensayo es el punto crítico de éxito de una presentación. Los grandes presentadores ensayan, ensayan, y ensayan. Como regla, antes de subirte al estrado, hay que ensayar por lo menos 5 veces la ponencia completa, de pie y en voz alta. Esta disciplina te ayuda a encontrar las fallas en la presentación, y corregirlas oportunamente. Conforme avanzas sobre cada lámina, pregúntate qué dudas podrá tener el auditorio, y disponte a contestarlas. También el ensayo permite sentir la lógica de la secuencia y dominar el contenido. ¡Sólo a través del ensayo riguroso se llega a proyectar un lenguaje no verbal que cautiva y a lograr una modulación de voz que comunica seguridad, pasión y liderazgo!

En resumen, un buen ponente no nace, se hace. Te invito a aprender a hablar en público, siguiendo estas sencillas reglas. Conviértete en un reconocido experto en tu materia y capitaliza todas las puertas que se le abren.

Anuncios

2 comentarios

  1. Yo aumentaría un poco el porcentaje del contenido (10%). Además, la ortografía de la presentación le da mayor credibilidad al ponente. Saludos.

  2. GRACIAS ME HAS DADO MAS CONFIANZA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: