Descubre como la ciencia y la conciencia se tocan

Probablemente uno de los temas que más me ha llamado la atención este año ha sido, descubrir que los principios de la filosofía, la religión y la ciencia se han acercado muchísimo.

En este podcast analizamos la especulación de algunos científicos, que piensan que cada instante de nuestra vida queda plasmado en la novela de la conciencia cósmica, en un sinfín de universos paralelos, y la similitud de esta idea con la existencia de alma en el ceno de Dios. Aquí está la liga: Podcast ciencia y conciencia.

Transcripción

Quien dijo: La Ciencia sin Religión es coja y la Religión sin Ciencia es ciega:

  • Einstein
  • Galileo
  • Sócrates

Respuesta: Einstein

Se acerca el fin del año y con ello, nos invita a reflexionar. Por eso, hoy me gustaría invitarte a detenernos un momento para pensar en la ciencia, la conciencia, y la maravilla de estar vivos.

Probablemente uno de los temas que más me ha llamado la atención este año ha sido, descubrir que los principios de la filosofía, la religión y la ciencia se han acercado muchísimo.

La filosofía y la religión siempre han predicado el principio de la unidad. Lo que se me hace fascinante es que ahora, con las nuevas teorías científicas de la conformación del  universo a través de membranas de energía, también hoy, los científicos profesan la existencia de la unidad.

Lo que le movió el tapete a los científicos fue el análisis de las micropartículas llamada electrones, que hoy forman la base de las nuevas teoría unificada.

Los electrones alrededor del núcleo del átomo son lo que le da forma a la materia, pero son partículas realmente misteriosas. Al tratar de verlas a través de microscopios subatómicos, encontraron que eran diferente a todo lo que habían visto. Resulta que estas partículas subatómicas están en varios lugares al mismo tiempo. Y es precisamente esta capacidad, lo que le da la substancia a la materia. Y lo que es más, parece que aparecen y desaparecen a voluntad. Y es precisamente esta capacidad de aparecer y desaparecer lo que esta revolucionando el pensamiento científico.

Otro aspecto curioso de los electrones es que se comportan en forma diferente cuando los estamos viendo y cuándo no los observamos. Y es por eso que los científicos están especulando que nuestro pensamiento tiene una propiedad que afecta la materia. Wow.

También hay teorías que el Big Bang es simplemente como una gran exhalación y que al concluir habrá la gran inhalación. Esto nos lleva a una similitud con la filosofía oriental del ying y el yang y el círculo continuo de la vida.

Y hablando de la respiración, esta es la misma esencia de la vida. Al llegar a esta tierra, lo primero que hacemos es abrazarla con una profunda inhalación, y el día que nos vamos, nos despedimos de ella con una gran exhalar.

Permitiéndome un poco de licencia poética, imagínate que al nacer inhalamos la exhalación cósmica del Big Bang y con ello, la conciencia de la unidad, de la naturaleza, de Dios, o de cualquier otra imagen con la cual nos sentimos cómodos relacionarla. Y al exhalar y entregar el alma, volvemos a ser inhalado a la conciencia universal.

Ahora, detengámonos en las fuerzas del universo, las electromagnéticas y la gravedad. Algunos científicos piensan que cuando se dio el Big Bang, todas las fuerzas eran de la misma magnitud, pero debido a que los electrones aparecen y desaparecen, lo que está suponiendo algunos científicos es que estos están pasando entre diferentes universos paralelos. Y esto explicaría porqué la fuerza de la gravedad es tan débil en relación a la electromagnética.

Todavía más interesante es que estos científicos especulan que cada instante en nuestro universo queda plasmado en la novela de la conciencia cósmica, en un sinfín de universos paralelos.

También ya se piensa que existe una propiedad que circula en el universo a una velocidad superior a la velocidad de la luz, que de acuerdo a la teoría de la relatividad de Einstein, era la barrera superior del tiempo y del espacio. Pero resulta ahora, que hay científicos que consideran que el pensamiento es la última frontera de la velocidad y que viaja mucho más rápido que la luz. Casi podríamos decir que el pensamiento es omnipresente.

Ahora, déjame divertirme un poco más. Imaginémonos un momento que el tiempo es un constante presente, y que cada instante queda grabado en un multiverso paralelo. Y como los científicos nos dicen que el pensamiento es casi omnipresente, pues en teoría yo puedo recuperar a voluntad, todo archivo que desea, de su  multiverso correspondiente.

Y siendo un poco más atrevidos en mi especulación, si esto es el caso, pues no hay razón por la cual uno no pueda accesar la esencia de toda persona vivas o finada, que ha pisado la tierra, y en el multiverso correspondiente, desarrollar con ella una relación íntima y personal.

Y eso es precisamente lo hizo Napoleón Hill, a principios del siglo pasado. Para los que no lo conocen, él es considerado el autor de autoayuda y superación personal más prestigioso de todo el todos los tiempos. Escribió el libro “Piense y hágase rico”, que ha vendido a lo largo de los años más de 100 millones de ejemplares. Además de escritor, fue asesor de varios presidentes de Estados Unidos, como Woodrow Wilson y Franklin D. Roosevelt, al igual que amigo intimo de Henry Ford y Thomas Edison.

En su libro nos habla del extraordinario poder de la mente para conectar con el universo y adquirir sabiduría. Relata que él creo su propio consejo de sabios, de ilustre seres humanos vivos y muertos, que convocaba a través de su imaginación cada noche y sesionaba con ellos, planteándoles en cada sesión una pregunta diferente para resolver.

Imagínate si esto es posible, la extraordinaria fuente de sabiduría que tenemos a nuestra disposición y la nueva definición de lo que es la vida y la muerte en un entorno de multiversos paralelos.

¿Qué está pasando? Será que finalmente los científicos nos están dando permiso a accesar la sabiduría de los sabios de antaño, que a través de su intuición percibieron la existencia del alma, en el seno de Dios.