Deja que la Madre Teresa te conecte con tu esencia humana

En este podcast analizamos la lucidez, compasión, valentía y capacidad de comunicadora de la Madre Teresa, una de las personas más queridas del siglo pasado. Liga al audio.

Transcripción

Pregunta. Dónde nació la Madre Teresa de Calcuta:

  • En la India
  • En Irlanda
  • O en Albania

Respuesta: La Madre Teresa de Calcuta nace en Albania el 26 de agosto de 1910, con el nombre es Agnes Gonxha Bojaxhiu (agnɛs gɔnˈʤa bɔˈjadʒju/,).

Un poco de historia. Desde chica Agnes, quería ser misionera, por eso a los  dieciocho años, se va a Irlanda para incorporándose al Instituto de la Bienaventurada Virgen María, de las Hermanas de Loreto, para aprender ingles e irse a la India.

Llega como novicia a la India en 1929 y se convierte en monja en 1931 adoptando el nombre de Hermana María Teresa, en honor a Santa Teresita del Niño Jesús, la santa patrona de los misioneros.

Durante 17 años vive y trabaja cómodamente como monja en el convento hasta que recibe la inspiración para cambiar radicalmente su vida e irse a vivir a las calles de Calcuta entre los más pobres de los pobres y cuidarlos. Y así en 1950 funda la orden de las “Misioneras de la Caridad” y en 1952 abre su primera hogar para asistir a los que están muriendo y ayudarles a dar el paso al más allá en un ambiente de paz y amor.

Y así poco a poco va creando nuevos centros que atienden a los despreciados por la sociedad: a los indigentes, a personas con lepra, con tuberculosis y con SIDA, al igual que a niños y adultos con deficiencia mental.

También desarrolla guarderías, y escuelas vocacionales, refugios para personas sin hogar, y casas para alcohólicos, y drogadictos al igual que centros de acopio, distribución y asistencia en casos de desastre.

En 1979 recibe el premio Nobel de la Paz. Y muere en Calcuta a los 69 años, el mismo día que fallece la Princesa Diana en Paris; el 5 de septiembre de 1997, habiendo instituido 610 fundaciones en 133 países. Su paso por la tierra se cierra con broche de oro cuando el Papa Juan Pablo II la beatificada en el 2003.

¿Por qué fue tan querida la Madre Teresa?

Yo creo que se debe a su lucidez, compasión, valentía y capacidad de comunicadora.

Déjame darte un ejemplo. Fíjate cómo ilustra la pobreza y la riqueza de espíritu usando la imagen de dos árboles; uno es el árbol de autodestrucción y el otro el árbol de la auto-realización:

Nos dice acerca del árbol de autodestrucción:

En sus ramas encontramos vacío, distanciamiento, apatía, conflicto con los demás, delincuencia, dependencia, alcoholismo,  y droga adicción.

Y en sus raíces radica miedo, inseguridad, resentimiento, celos, desconfianza, hostilidad, culpabilidad, y autocompasión.

Mientras que en el árbol de la auto-realización:

En sus ramas florece sentido de misión, salud, alegría, auto-motivación, felicidad, aceptación, realización, y creatividad.

En sus raíces existe compasión, amistad, perdón, amor, agradecimiento, ternura, cercanía, y confianza.

¡Qué belleza!

Decía la madre Teresa que cuando abrió su primer centro de hermanas de la contemplación decidió ponerlo en Nueva York y no en el Himalaya porque es ahí donde realmente se necesita el fruto del silencio y la oración.

Fíjate en lo que dice uno de los voluntarios que trabaja en una de las casa de beneficencia en San Francisco, California: “Me he dado cuenta que trabajar aquí me ha dado una nueva perspectiva de la vida. Antes pensaba que el trabajo en la oficina era el mundo real, sin embargo, desde que estoy aquí de voluntario un día a la semana me he dado cuenta que no es así. Hoy estoy convencido que el mundo real está aquí, ayudando a los otros y no en una oficina.

La Madre Teresa enseñaba lo que ella llamaba un camino sencillo a la felicidad.

Decía que ella trabajaba para Dios. Y que ella era un simple instrumento. Por eso su filosofía era salir todos los días a las calles de Calcuta y ver lo que Dios había dispuesto para ella. Y cuando decidía emprender algo nuevo y no le salía, pensaba, pues entonces realmente Dios no lo quería.

Enseñaba que la oración en acción es amor, y el amor en acción es servir.

Y yo creo que no hay que limitar el amor en acción únicamente a la gente, sino, como dice William McDonough, hay que aprender a amar a todos los hijos de todas las especies por todos los tiempos.

Hoy, te invito a reflexionar sobre el camino sencillo que nos enseñó la Madre Teresa. Realmente no importa de que religión somos, todas profesan lo mismo, encontramos la auténtica felicidad y el sentido de la vida entregándonos a los demás. Esta es la herencia de nuestra auténtica humanidad.

Ya vienen los autos que se conducen solos

Pregunta: ¿En que año habrán autos circulando por las carreteras que  se conducen solos?

  • 2015
  • 2020
  • 2030

Respuesta: De acuerdo Alan Taub, vicepresidente de investigación y desarrollo de General Motors, veremos automóviles semi-autónomos circulando en las carreteras en el año 2015 y automóviles totalmente autónomos, que se conducen solos, en el año 2020.

Para empezar déjenme compartir con ustedes una cifra importante a favor de los autos autónomos: el 90% de todos los accidentes automovilísticos fatales son debidos a errores humanos.

Imaginémonos la siguiente situación: es de mañana, llevas prisa. Vienes saliendo a toda velocidad del conjunto residencial. Distraído, acelerado, no totalmente despierto, estás escogiendo el CD que vas a escuchar en camino a la oficina. Mas adelante en medio de la camino hay un niño pequeño persiguiendo su pelota. No lo has visto. A 10 metros del impacto, una serie de luces rojas flashean en el parabrisas, escuchas unos bips agudo y al instante, sientes el tirón del frenado. El auto se ha detenido a menos un metro de la creatura. Te incorporas. Miras al frente y ves ahí a un niño lampareado, aterrorizado, mirándote fijamente a los ojos. Das un fuerte suspiro de alivio. Se ha evitado una desgracia.

Lo que acabo de describir no es ciencia ficción. Es un nuevo sistema de asistencia en el manejo, que lanzará Volvo en Suecia el mes entrante, que funciona a base de cámaras, radar y rayos láser para detecta si hay una persona en medio del camino y evitar atropellarla.

Lo maravilloso de estos nuevos sistemas inteligentes es que funcionan para un sin de situaciones. En este caso específico, el mismo sistema de detección de obstáculos también funciona para regular la velocidad del auto en carretera asegurando una distancia prudente entre vehículos, al igual que apoya al conductor para estacionarse.

Un poco de historia. El camino hacia autos inteligentes inicia en 1971 con la introducción de los sistemas de frenado de antibloqueo, después vienen los sistemas de asistencia ABS, que frena una de las cuatro ruedas para ayudar a controlar el viraje del auto, siguen los sistemas de crucero para que el auto avance a una velocidad constante sin tener que pisar el acelerador y recientemente aparecen los sistemas de asistencia para indicarle al conductor cuando se sale de su carril.

Y aunado a todo esto en algunos países hay una fuerte iniciativa para poner cámaras, radares y censores en calles, intersecciones y carreteras.  Así, poco a poco vemos como todos estos pequeños avances se van consolidando e integrando en una nueva y revolucionaria forma de agilizar  el tránsito y mejorar la seguridad del conductor y transeúnte.

Mientras que Estados Unidos y Europa se enfocan más en la ingeniería del auto, Japón lleva la delantera en sistemas de redes de comunicación que comparten información entre vehículos, con censores en calles, intersecciones y carreteras.

Específicamente hoy,  ya hay más de dos millones de vehículos circulando en las calles de Japón que están ligados a una mega red vial que comunica los vehículos entre si, para evitar posibles accidentes, al mismo que les proporciona información vial, sugiriendo la mejor ruta, alertando cuando hay accidentes e imprevistos, al igual que guiándolos a cajones de estacionamientos disponibles cercanos a su destino. Y están anunciando que para mediados del 2011 se concluirá la instalación de la red de censores en todas las principales intersecciones en Tokio que ayudarán a los automovilistas a atravesarlas en forma expedita y segura.

Sin duda estamos en la antesala de una revolución en el transporte donde sistemas inteligentes integrarán a cada vehículo a una mega red neurálgica de tránsito que agilizará como nos movemos en las grandes ciudades.

Y como siempre, DARPA el brazo radical de investigación tecnológica de punta del Gobierno de Estados Unidos, también lleva la delantera en el desarrollo de vehículos autónomos. Desde el 2007 está experimentando con autos y camiones completamente automatizados, esto es que se manejen sin seres humanos al volante, logrando que transiten perfectamente dentro de ciudades simuladas en sus bases militares.  De acuerdo a reportes recientes están listos para que el 35% de todos los suministros del ejercito sean librados a través de unidades autónomas en el año 2015.

Y van más allá. Este 20 de abril está convocando a las principales universidades e institutos de investigación y desarrollo del mundo a participar en la realización de un proyecto que denominan “mind’s eye” o sea “el ojo de la mente” para desarrollar cámaras que no únicamente ven, sino que razonan para ser montarlas en sus unidades automatizadas para darles autonomía.

Específicamente, los lineamientos estipulan que estas cámaras deberán identificar lo que están viendo, algo que ya hacen muchos programas de computo fotográfico que identifican las caras de personas en fotos y catalogarlas, para que encima de eso integren un nuevo sistema de inteligencia artificial que pueda aplicar característica de imaginación a lo que se esta viendo a través del lente, para poder inferir diferentes escenarios y llegar a conclusiones probabilísticas de lo que está aconteciendo en la imagen y en base a ello determinar diferentes escenarios y escoger el mejor.

No cabe duda que en esta década veremos más avances en la seguridad automovilística de lo que se ha visto en toda su historia.

Es más fácil de lo que te imaginas cambiar lo que no te gusta de ti

Pregunta: ¿Es contagiosa la obesidad?

  • Si
  • No

Respuesta: De acuerdo al Dr. Nicholas Christakis de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, si, la obesidad es contagiosa.

Hoy quiere compartir contigo algunos datos del nuevo libro “Switch” de los hermanos Chip y Dan Heath,  que trata a cerca del comportamiento humano y cómo podemos cambiar cosas que no nos gustan en nuestra vida.

Por ejemplo, el descubrimiento de que la obesidad es contagiosa, se dio a través de una serie de estudios a lo largo de 32 años que analizaron a 12,067 personas. ¡El estudio concluyó, que cuando uno se vuelve obeso, triplica la probabilidad de que tus amigos más cercanos también se vuelvan obesos! ¿Qué está pasando?

Pues resulta que nos influye y condiciona poderosamente lo que vemos a nuestro alrededor. Por eso cuando nuestro amigo se vuelve obeso, cambia nuestra percepción de lo que es un “tipo” de cuerpo aceptable.

Pasa lo mismo con el alcoholismo, y con un sin fin de otros comportamientos positivos y negativos, en los cuales participamos como seres humanos, como es casarnos, estrechar la mano o darnos un abrazo, comprar la última modo, perforarnos, dar propina, e incluso invertir en acciones de bolsa como Google. Todos estos comportamientos vienen del hecho que imitamos conciente o inconcientemente a la gente de la cual nos rodeamos. Esto se llama norma social.

Y por eso que normalmente es tan difícil lograr el cambio individual o institucional.

Algo que descubrí en este libro que me encantó, es un nuevo tipo de metodología para enfrentar y superar problemas personales, de pareja, o en el trabajo llama “terapia enfocada a soluciones”. Esta se base en generar pequeños cambios positivos en nuestro comportamiento y construir sobre ellos. En una forma muy esquemática, un terapeuta entrenado, empieza por decirle al paciente, “me permites hacerte una pregunta un poco rara”. Y después de recibir su aprobación continúa, “imagínate que esta noche te acuestas y duermes muy bien, y mientras duermes sucede un milagro; todos los problemas que te trajeron aquí se han resuelto. La pregunta es: ¿Cuando despiertas en la mañana cuales son los primero pequeños detalles que percibes que te harían pensar; pues si, algo debe de haber sucedido – ¡el problema ha desaparecido!?”

A diferencia de las metodologías antropológicas tipo freudianas, que se basan en profundizar en nuestro pasado y buscar el sujeto de nuestra desdicha, está metodología, se centra en el presente y el futuro y busca identificar pequeñas victorias para moldear nuestra conducta en la dirección deseada y poco a poco ir construyendo una serie de nuevos hábitos positivos que nos liberaren del comportamiento no deseado.

Parte del principio que la solución está en nosotros. Y que sólo nosotros sabemos lo que necesitamos para afrontar y salir del problema. Por eso, el trabajo del terapeuta es uno de entrenador y guía que nos ayuda a descubrir y nos anima a proseguir en el camino deseado.

En el libro ilustran una sesión de terapia de pareja en la cual les preguntan a los cónyuges en conflicto que señales concretas verían a la mañana siguiente que demostraran que había ocurrido un milagro en su relación:

  • Esposa: Me sentiría a gusto, contenta, finalmente relajada. Sería mas amable con Juan. Ya no lo estaría atacando por cada cosita.
  • Terapeuta: ¿Entonces qué harías?
  • Esposa: Púes habría más entendiendo entre nosotros. Cada uno escucharía lo que el otro estaba diciendo.
  • Esposo: Si. Si. Así es. Ahorita, realmente no nos estamos entendiendo. Estamos cada uno viendo como imponernos. Y no paramos de atacarnos.
  • Terapeuta: ¿Como sabrían que el otro realmente estaba escuchando?
  • Esposa: Lo vería en su cara. Habría más contacto visual, (pausa y después risa). Asentaríamos con la cabeza en los momento correctos.
  • Esposo: Así es. Los dos responderíamos a lo que el otro dice en vez de atacarnos o ignorarnos.

Me encantó. Se me hace un ejemplo tan sencillo y tan profundo, porque en el fondo cada uno de nosotros somos sabios. Simplemente hay que aquietar la mente y dejar que fluya la sensatez.

Ahora, para generar nuevos hábitos, un pasito a la vez, el libro cita otra interesante metodología creada por el profesor Peter Gollwitzer de la Universidad de Nueva York, que se llama “disparadores de acción”.

La idea es pre-cargar decisiones a nuestra mente. El profesor Gollwitzer, dice que cuando establecemos un disparador de acción en nuestra mente, programamos la iniciativa en nuestro subconsciente, convirtiéndola en un hábito instantáneo.

El secreto para ayudarnos a cambiar lo que no nos gusta en nuestra vida es echarlo a andar haciendo un compromiso con nosotros, anotando en una libreta la acción concreta que vamos a realizar, especificando la fecha y la hora en que la llevaremos a cabo.

Por ejemplo, para la pareja en conflicto, podrían apuntar en sus cuadernos respectivos qué acción realizarían en la mañana para recuperar la alegría en su matrimonio. Cosas tan sencillas y profundas como que lo primero que haría cuando se despierta su pareja sería mirarla a los ojos y sonreír. Y cada noche antes de acostarse meditarían y apuntarían en su cuaderno ahora, que pequeña detalle podré ofrecer al día siguiente para conectar, y brindarle un pequeño regalo de mi ser. A la mejor al día siguiente sería recibir a su pareja en el desayuno con una tasa de chocolate caliente, que se acuerda como le gustaba.

Aunque los disparadores de acción no son perfectos, un estudio reciente hecho a 8,155 personas en 85 escenarios diferentes, reveló que las personas que apuntaron la acción concreta a realizar obtuvieron mejores resultados en el 74% de los casos. Y entre más grande e importante era el objetivo más efecto tenía apuntarlo.

Lo bello del cambio positivo es que tiende a alimentarse de si mismo. Una vez que tomas ese pequeño paso en la dirección deseada, empiezas a formar una nueva imagen de ti, que te inspira y te anima a seguir.

Es cierto, no es tan fácil cambiar. Sin embargo, si aprovechamos este nuevo conocimiento en relación  al comportamiento humano, podemos empezar por cambiar y después ayudar a los otros a cambiar. Recuerda, que tanto los buenos como los malos hábitos son extremadamente contagiosos.

Te invito durante esta semana santa a tomar un momento para ti para reflexionar sobre lo que es realmente importante en tu vida y a aplicar la terapia enfocada a resultados y los disparadores de acción para cambiar lo que no te gusta y alcanzar la coherencia y la felicidad que tanto mereces.