Descubre los cuatro elementos de una vida saludable

En este podcast analizo cómo combatir el estrés y recuperar el equilibrio del  cuerpo,  mente y  espíritu a través de utilizar el aire, agua, tierra y fuego a nuestro favor.

Escuche aquí el podcast del programa transmitido el 14 de septiembre 2011

Trascripción

Pregunta: ¿Qué es la salud?

• La ausencia de enfermedad.
• O un estado de equilibrio físico, mental y espiritual.

Respuesta: Pues yo creo que puede y debe ser los dos.

Sin duda todos nos identificamos con el concepto de la salud como ausencia de enfermedad. Sin embargo creo que hay un gran peligro si sólo nos quedamos con esta idea porque nos puede llevar a perder de vista el inmenso poder que tenemos sobre nuestra propia salud. El esperar hasta que se presentan los síntomas de una enfermedad nos lleva a asumir una actitud reactiva y a enfocarnos en tratar los síntomas del problema que no siempre son su raíz.

Y es por eso hoy me gustaría compartir contigo una idea que se me ocurrió que puede parecer simple, pero por su simpleza también puede ser profunda.

Imaginémonos un instante que la vida es mucho menos complicada de lo que creemos. Y que el estrés que nos invade no es más es el desesperado llamado de la vida suplicándonos de ser coherentes y recuperar el equilibrio de nuestro cuerpo, de nuestra mente y de nuestro espíritu.

Yo estoy convencido que la vida en cada uno de nosotros posee una extraordinaria sabiduría que es producto de 3800 millones de años de evolución que funciona muy bien. Y me pregunto, ¿Será posible que todo lo que tenemos que hacer para ser fuertes y sanos es aprender a escuchar y aplicar esta sabiduría de la vida como si fuese el manual de uso del propietario? ¿Será posible de disfrutar de una gran salud física y mental simplemente echando mano de los componentes de la vida?

Y posiblemente tú me preguntes ¿acaso conocemos los componentes de la vida? Y yo sin ser un científico me referiré a los cuatro elementos básicos de la naturaleza de acuerdo al gran filósofo griego Platón:

• El Aire
• El Agua
• La tierra
• Y el fuego

Ahora déjenme divertirme un poco y aplicar cada uno de ellos a una fórmula para una vida sana.

El primero es el aire.

Sin duda la vida nos ha dotado con un instrumento que poseen cualidades que podríamos decir son casi “milagrosas”; nuestros pulmones. Y digo esto porque una persona que capitaliza sus pulmones respirando correctamente desarrolla un robusto sistema inmunológico y casi no le catarro, tiene buena digestión, una mente despierta y un corazón fuerte. Pero hay que utilizarlos correctamente.

Por ejemplo, nuestros pulmones tienen capacidad para 6 litros de aire pero la realidad es que muy pocos de nosotros los usamos a como el manual del propietario demanda y por lo tanto al no inhalar y exhalar profundamente se estanca en nuestros pulmones dióxido de carbono que es un deshecho súper tóxico que a la larga nos va envenenando.

¡Entonces a respirar correctamente!

El segundo elemento es el agua.

Alrededor del 70% de nuestro cuerpo es agua que es más o menos la misma proporción de agua a tierra que hay en la superficie del planeta. Al igual que respirar correctamente, tomar una cantidad adecuada de agua también es un elemento básico para una vida sana y feliz. Los expertos dicen que si tomamos dos a tres litros de agua por día, no vamos a engordar, vamos a evitar los dolores de cabeza, las articulaciones van a estar bien lubricadas y no nos dará reumatismo y hasta vamos a reducir nuestro riesgo al cáncer de colón. Y te pregunto mi querido amigo o amiga ¿Cuántos litros de agua bebes tú cada día?

El tercer elemento es la tierra.

Y aquí yo lo voy a asociar a la comida. Al igual que el campesino tiene que rotar las cosechas para mantener la tierra fértil, pues igual tú y yo tenemos que variar y balancear lo que comemos para estar sanos.

Finalmente está el fuego.

Permítanme aquí un poco de licencia poética. Te invito a ver el fuego como la llama de la vida que brilla en tu interior. Un santuario privado donde puedes acudir para entrar en contacto con la sabiduría universal que te recibe en su seno para conectar a través de la intuición con el manual del propietario que te susurra al oído lo fácil que es tomar control de tu vida y bienestar.

Al igual que con los otros tres elementos sólo tenemos que poner de nuestra parte para que se de la “magia”. Aquí aprendemos rápidamente que para enfrentar el estrés no necesitamos del alcohol, las drogas o los tranquilizantes. Simplemente necesitamos desarrollar el hábito de la relajación consciente para recuperar el equilibrar del cuerpo, la mente, y el espíritu y la vitalidad, la felicidad y el propósito.

Entonces en resumen. Yo te invito a no esperar hasta que se deteriore la salud para querer influir en ella. Empieza hoy a echar mano de los cuatro elementos que conforman tu vida; el aire, el agua, la tierra y el fuego y a capitalizarlos para alcanzar el equilibrio, la salud y la felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: