¡Asume tu grandeza!

En este podcast aprenderemos cómo liberar nuestro verdadero potencial a través de un sencillo ejercicio de ver la vida desde la postura de nuestro ser más elevado, parándonos erguidos y tomar ese primer paso simbólico.

Escucha aquí el programa transmitido el 24 de octubre 2012 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en Radio Red.

Transcripción

Pregunta: ¿Cuál es el primer paso para alcanzar nuestro verdadero potencial?

  • Tomarse la nueva bebida energética.
  • Comprarse un amuleto.
  • Pararse erguido y tomar el primer paso.

Respuesta: Pues aunque parezca sencillo el pararse erguido y tomar el primer paso es una fórmula más sensata para alcanzar nuestro verdadero potencial que tomarse una bebida energética o comprarse un amuleto, porque el verdadero potencial no se puede tomar ni comprar, se construye.

Decía el gran filósofo Chino Lao-Tsé que “un viaje de mil millas comienza con el primer paso” y tenía toda la razón. Hay que dar el primer paso.

Por eso hoy quiero invitarte a dar ese primer paso a un viaje hacia la coherencia, el propósito y la realización.

Para crecer hay que asumir la responsabilidad por nuestra vida y por nuestro éxito.

Sí lo se, aveces la vida  nos lanza curvas, problemas y obstáculos. Pero tú y  yo somos más grandes que ellos. Somos capaces de enfrentar lo que la vida nos aviente con aplomo y dignidad. Este es la realidad. Asumámosla.

Lo que hay que comprender es que muchas veces nos quedamos esperando que nos llegue la inspiración. Y es cierto, a veces nos  llega como un dedazo de miel que nos inspira, o como un balde de agua fría que nos despierta y activa. Pero normalmente, más bien casi siempre, no es así. La inspiración llega convocando la versión más elevada de nosotros mismos y disipando nuestros miedos que nos encadena a la mediocridad.

Por eso hoy quiero compartir contigo una metodología que nos ayudará a dar ese primer paso que llevará nuestras vidas al siguiente nivel.

Se trata de asumir nuestra grandeza. De preguntarnos ¿Qué haría mi ser más elevado en este momento? ¿Cómo enfrentaría esta situación? Y desde esta óptica empezar a vivir nuestras vidas hoy, aquí y ahora.

¡Se trata de sacar la casta! De crecer a la exigencia del momento. Y enfrentar que muchas veces nos permitimos vivir nuestras vidas desde una postura de pequeñez, presos de nuestros miedos y de la mediocridad.

De una vez por todas hay que entender que nuestra pequeñez no nos sirve ni a nosotros, ni a los demás.

Ha llegado el momento de romper las cadenas de este autoencarcelamiento. De asumir nuestra grandeza y presentar al mundo nuestro ser noble, magnánimo, franco, auténtico y verdadero. Esa esencia digna, fuerte y amable que radica en nuestro ser más elevado. Esa versión de nosotros mismos que nos inspira e inspira a los demás.

Realmente es más fácil de lo que nos imaginamos sacar la casta. Simplemente hay que revelarnos en contra de la mediocridad. De aprender a estar presentes y enfrentar la vida con energía, decisión y pasión.

Hay una conexión íntima entre nuestro cuerpo y mente que enaltece el espíritu. Por lo tanto lo primero que hay que hacer es aprender a pararnos erguidos, a respirar correctamente y asumir una postura de grandeza.

Por lo tanto les invita a acompañarme en el ritual “del primer paso” que conviene hacer cada mañana al levantarnos y ante de enfrentar cualquier situación que requiere de  nuestra entereza.

Empezamos por pararnos erguido. Echar los hombros para atrás, relájalos suavemente y convocar nuestro ser más elevado. Y mirando al frente con la cabeza nivelada inhalar y  exhalar con fuerza. Ahora inhalando nuevamente tomar un paso al frente y al exhalar con fuerza asume la postura de nuestro ser más fuerte y elevado y poner nuestra mano sobre nuestro corazón y respirar profundamente una vez más y crecer. Sentir esa grandeza en nuestro interior y nuestra capacidad de enfrentar la vida con energía, pasión y entereza. Y desde esta postura vivir cada día de nuestras vidas. Hay que convertirla en parte  de nuestra identidad, orgullo y naturaleza.

Todos los días hay que preguntarnos ¿Qué haría “mi ser más elevado” en esta situación? y desde esta posición actuar. Ves, cada uno de nosotros sabemos perfectamente lo que tenemos que hacer. Es simplemente que a veces nos hacemos tontos.

Nuestro ser más elevado no busca excusas ni pretextos. Convoca lo mejor en nosotros y nos impulsa a ser todo lo que podemos y debemos ser. Se nutre de la sabiduría de 3800 millones de años de evolución trabajando a nuestro favor. De la fuerza de la vida hablándonos al oído de nuestra grandeza. De que nacimos para servir y trascender. Y es en ese momento de luz que todo cambia. Que todo toma sentido.

Por eso cada día hay que convocarlo y desde una postura erguida tomar un paso hacia delante y atravesar el umbral del propósito donde vive nuestro ser más elevado, más profundo y más humano. Es aquí desde este sitio que podemos ver el verdadero propósito de nuestras vidas y darnos cuenta que su finalidad es servir y que al nivel que servimos nuestras vidas cobra sentido, profundidad y belleza.

Ahora, es indiscutible que en un principio nos encontremos ante una avalancha de dudas que nos avienta la mediocridad. No les hagamos caso. A veces se convertirán en sensaciones físicas de flojera y desánimo. ¡Enfrentémoslas parándonos erguido y respirando profundamente exhalar con fuerza la mediocridad. La acción genera emoción y la postura de grandeza genera el sentimiento de grandeza.

Como dijo Woody Alan “Simplemente aparecernos es el 80% del éxito” y aunque parezca una afirmación liviana y jocosa es bastante profunda, porque si no nos hacemos presentes, si no tomamos ese primer paso, no pasa nada. Entonces inspirémonos. Parémonos erguido e inhalemos y al exhalar con fuerza tomemos ese primer paso. Y no nos preguntemos si tenemos ganas o no. Esa es una pregunta inútil. La grandeza no tiene que ver con ganas sino con propósito. Y la vida nos colma de bendición cuando actuamos en forma coherente.

El éxito radica en la constancia y en la congruencia. La perseverancia vale más que la inteligencia, el talento o la personalidad. Enfrentemos el reto. Conquistémoslo y hagámoslo nuestro emocional y psicológicamente y lo todo lo que deseamos, incluyendo el dinero, llegará.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: