Cómo convertir los propósitos de año nuevo en realidad

Te deseo un 2014 lleno de éxitos.

Y lo que es más, si me lo permites me gustaría poner mi granito de arena y compartir contigo este video que preparé especialmente para ti que explica una fórmula que me encanta para convertir los propósitos de año nuevo en una realidad.

Espero que te guste y siéntete libre de compartirlo.

Un fuertísimo abrazo.

TRANSCRIPCIÓN

Cómo convertir los propósitos de año nuevo en una realidad. Aquí está la fórmula de tres pasos:

-Paso número uno, Visión: Describe claramente lo que quieres.

-Paso número dos, Emoción: Visualízate ya disfrutando de ello.

-Paso número tres, Acción: Realiza diariamente una tarea que ayude a transformar tu visión en realidad.

Entonces, el secreto para convertir los propósitos de año nuevo en realidad simplemente consiste en realizar estos tres pasos a conciencia y entender que el pensar, visualizar y hacer requiere de dedicación y trabajo para hacerlo funcionar.

El gran escultor del renacimiento Michelangelo, decía que el riesgo más grande que corremos no es fijar nuestra meta demasiado alta y no alcanzarla, sino fijarla demasiado baja y lograrla.

Por eso hoy el primer día del año, que por cierto también es el primer día del resto de tu vida, te invito a soñar en grande. A imaginarte que vives en un universo inteligente que está diseñado para que seas exitoso si simplemente sigues una cuantas reglas: como ámate, cuídate, da más de lo que recibes y se agradecido.

Entonces empecemos con el ejercicio.

El primer paso es determinar una visión que realmente te motive, que te enamore y que te haga vibrar.

Por ejemplo ¿Cómo sería una vida que tu amaría vivir? Y hagámosle caso Michelangelo. Si le pedimos poco a la vida, la vida nos dará poco, pero si le pedimos mucho a la vida, la vida nos dará mucho. Por lo tanto hazte el regalo este año de pensar en grande y pedirle mucho a la vida.

Pregúntate ¿cómo sería mi vida ideal, esa vida que amaría vivir? Por ejemplo, cuál sería tu profesión. Quienes serían tus amigos o tu pareja. Cómo sería la relación contigo mismo. Cómo sería tu situación económica. Cómo estaría tu cuerpo y tu estado de salud.

Dónde vivirías. Y qué tipo de contribución harías a la sociedad.

Recuerda, aquí estás respondiendo a la pregunta “¡Cómo sería mi vida ideal!” imagínate ¿Qué harías si supieras que no podías fracasar?

Ahora, para que funcione este ejercicio hay que hacerlo correctamente.

Busca un lugar tranquilo, siéntate cómodamente  y permítete entrar en contacto con La Inteligencia Universal. Se trata de abrir el diálogo con ella, preguntarle desde el fondo de tu corazón consejo y escuchar atentamente su respuesta.

Recuerda que tú eres único. Si Dios, La Inteligencia Universal, La Providencia, o como la quieras llamar, te dio vida es porque tu eres importante. Y al entrar en diálogo con ella te ayudará a entender cuál es tu propósito y que tienes que hacer para lograrlo.

El asunto es hacer el ejercicio a conciencia. E ir dialogando con La Inteligencia Universal acerca de cada uno de los ejes fundamentales de tu vida y cómo se verían en su máxima expresión.

Pregúntale acerca de tu profesión, tu salud, tus relaciones, tu crecimiento personal, tus finanzas, tu contribución al mundo y tu vida espiritual.

Escucha y visualiza como sería TU vida ideal y después apuntalo en una libreta.

Ve haciendo este ejercicio a lo largo de varios días hasta que llegues a una definición clara de la vida maravillosa que te corresponde.

Entre más específico puedes ser en tu descripción mejor. Por ejemplo, si te imaginas un asenso en el trabajo o en una nueva profesión visualiza cómo es tu vida en esta nueva realidad. ¿Cómo te comportas? ¿Qué ha cambiado de ti? ¿Eres más atento, más cercano, más asertivo?  Visualiza y apunta.

Redacta tu visión con lujo de detalle como si le estabas escribiendo una carta a un gran amigo y reescríbela las veces que sean necesarias hasta llegar a una versión que te motive profundamente.

Paso número dos: Emoción

Ahora que ya tienes redactada tu visión ha llegado el momento de visualizarla, interiorizarla y hacerla vibrar en ti.  Lela todos los días al levantarte y antes de dormir.

Convierte esta lectura en un rito. En un acto de reverencia y respeto hacia tus anhelos más profundos. La clave es leerla con emoción y sentir el placer de ser, crecer y vivir aquello que te corresponde.

Este ritual, si lo haces con fe, te llenará de la energía y el entusiasmo que requieres para desarrollar la confianza en ti mismo para alcanzar tus sueños.

Finalmente el paso número tres: La acción

El mundo está lleno de gente bien intencionada que desea y visualiza la vida que quiere pero que no la alcanza. El problema es que no han entendido una de las  leyes fundamentales del universo, que es que por cada acción hay una reacción opuesta y equivalente. El pedir no es suficientes. El deseo atrae hacia ti las cosas que quieres, pero se requiere de la acción para poder materializarlas.

Por eso, para que tus propósitos de año nuevo y de una vida maravillosa se conviertan en realidad necesitas tomar todos los días un paso hacia su realización. ESTA es la clave del éxito. Define, visualiza y ejecuta. Se constante y mantén abierto el diálogo con Dios que te ira guiando paso a paso en las acciones a tomar.

Creo que es evidente que esta estrategia implica trabajo. Porque ahora, además de todas tus obligaciones, que lejos de descuidarlas, las tienes que hacer cada día mejor,  ahora tienes la tarea adicional de forjar la vida que amas. La buena noticia es que el trabajo duro no mata, sino que dignifica, fortalece y da sentido a la vida.

Entonces recapitulando.

La vida que deseas te está esperando con los brazos abiertos. Para alcanzarla simplemente tienes que seguir los tres pasos que describí.

Primero tienes que pensar en grande e imaginarte cómo sería una vida que amas. Luego tienes que ponerlo por escrito y escribirlo y reescribirlo tantas veces como sea necesario hasta que sientas que está perfecto.

El segundo paso es leer tu visión diariamente. 

Visualizarla. Imaginarte que esta es tu vida y que YA la estás viviendo. Y no se trata de simplemente leerla, sino que tienes que inyectarle emoción, pasión y alegría y leerla llena de fe, esperanza y entusiasmo para prepararte mental y emocionalmente para hacerla tuya. Estas es una parte central del éxito. Esta emoción que generas te alimentará y te dará la fuerza y la confianza en ti mismo para enfrentar cada día con determinación.

Finalmente vas a tener que actuar decididamente. Cada día necesitas tomar un paso en la dirección de tu sueño para que La Inteligencia Universal se active y te acerque las cosas que necesitas para convertirlo en realidad.

Entonces, feliz año y  a trabajar!!!

Y Recuerda que tu eres grande y que la vida exige tu grandeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: