Coca-Cola nos enseña cómo hacer marketing “viral”

Hoy, quiero hablar de  la nomofobia y cómo el año pasado Coca-Cola generó 66 millones de dólares de publicidad gratuita, al provocar un diálogo alrededor de ella.

¿Qué es la nomofobia? Es el miedo incontrolable a estar sin nuestro teléfono móvil. El término, es la abreviatura del inglés”no-mobile-phone phobia” o sea la fobia de estar sin el teléfono móvil.

La cifra de gente afectada es impresionante. En un estudio realizado en el Reino Unido se encontró que el 53% de los usuarios de teléfonos móviles sienten ansiedad cuando “se les olvida su teléfono móvil en casa, se les agota la pila o el crédito, o no simplemente no tienen señal.” Otro estudio hecho en Estados Unidos encontró que los jóvenes de entre 18 a 34 años de edad checan su teléfono móvil en promedio cada 9 minutos. Así es, cada 9 minutos!!! Incluso se observo en los nomofóbicos que aunque estén acompañados muchas veces están tan clavados en su teléfono que no se comunican con la persona a su lado. Este se conoce como el síndrome de tan cerca y aun tan lejos.

Sin duda la nomofobia, era y sigue siendo un “trending topic”  y por lo tanto Coca-Cola con su Agencia de Publicidad decidieron crear un pequeño clip “chusco” que incitaría al diálogo sobre el tema.

El clip inicia con el locutor diciendo: Son a todo dar los medios sociales. Te conecta al mundo y a la gente que amas. Puedes chatear con tu familia y compartir con tus amigos fotos lo que estás comiendo, pero a veces estamos tan clavos en nuestros teléfonos móviles que nos distraemos del mundo real y es por eso que hemos creado “El protector de las redes sociales”.

Y en ese momento vemos a una pareja sentada frente a frente cada uno absorto en su teléfono móvil, y de pronto con la entrada de una música heroica tipo Wagneriana, aparece en el cuello de cada uno de ellos un collarín que les bloquea la vista del móvil, obligándoles a levantarla. Y de pronto, crece la música, se percatan que están uno frente al otro y sus ojos se encuentran provocando chispas de luz y la alegría, cautivados por la magia del estar juntos, hoy, aquí y ahora.

Es un clip que casa perfectamente con el carácter de la marca y su lema histórico “la chispa de la vida”.

Realmente la propuesta es relevante, oportuna y llena de humor. El protector de las redes sociales, es un collarín similar al que le ponemos a nuestras  mascotas para evitar que se laman una herida. Sólo que este collarín es para humanos y nos lo ponemos nosotros mismos para evitar que estemos lamiendo con nuestros ojos y dedos el teléfono móvil que tenemos entre las manos.

¡Buenísimo verdad! Y hablando de relevancia, el 40% de toda la gente que vio el clip lo vio en su teléfono móvil. Rápidamente el clip provocó un gran debate en redes sociales. Y Coca-Cola estaba muy atenta al diálogo, respondiendo a cualquier mal entendido, explicando de que no estaba atacando a las redes sociales sino que simplemente estaba siendo fiel a su posicionamiento como la marca que fomenta la felicidad. ¡Genial! Habían creado un clip que contaba una historia, era emotiva, hacía un propuesta práctica y era muy entretenido. Ingredientes básicos para disparar la viralidad.

Y los resultados no se hicieron esperar. De inmediato el clip se vuelve la sensación en YouTube. A la fecha se ha visto más de 8 millones de veces. También se convierte en trending topic en Tweeter generando más de 32 millones de tweets. Mientras que 19,000 blogueros se enganchan y están hablando de él. Pero no termina ahí. Cuando algo se vuelve viral en las redes sociales lo ven los medios tradicionales y lo convierten rápidamente en noticia.

En el caso del “Protector de las redes sociales” TIME, CNN, The Guardian, Mashable y The Huffington Post, entre muchos medios difunden el clip, generando, agárrense bien, 2,650 millones de impresiones gratuitas. Pongamos esto en plata. Si Coca-Cola hubiese tenido que pagar esa cobertura le habría costado $66 millones de dólares.

En resumen. En la era de las redes sociales, para lograr que nuestra comunicación se vuelva viral y vendamos muchos productos hay que contar historias, generar emoción, ofrecer valor práctico y provocar diálogo. Por lo tanto invito a mis amigos mercadólogos a ser relevantes, valientes y creativos en sus mensajes y verán cómo el mercado los premiará con una cobertura millonaria.

Escucha aquí el comentario que hice en mi espacio de Radio Red el 13 de mayo 2015, en honor al día de la Nomofobia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: