Watson de IBM, al servicio de la humanidad

Estamos entrando a la era de la computación cognitiva y la empresa que lleva la delantera es IBM con su iniciativa Watson, una computadora capaz de responde a preguntas complejas en lenguaje natural.

Las hazañas de inteligencia artificial de IBM se vuelven célebres en 1997 cuando su computadora “Deep Blue” le gana la partida al campeón mundial de ajedrez Gari Kaspárov. Más recientemente en el 2011 la hazaña se enfoca al conocimiento general al poner a su interface Watson-cariñosamente nombrada así, por el primer presidente de IBM Thomas Watson- a competir contra los dos máximos exponentes del juego en televisión “Jeopardy”. Ahora se trata de contestar correctamente preguntas de trivia sobre historia, idiomas, literatura, cultura popular, bellas artes, ciencias, geografía, deportes y nuevamente la computadora se impone.

A partir de ese momento surge una nueva etapa en la cual IBM busca llevar la inteligencia artificial a un nuevo terreno. Ahora en vez de competir con el ser humano busca utilizar la tecnología para adelantar el conocimiento y ponerlo a nuestro servicio. Su primera aplicación comercial se trasforma en una interface que ayuda a revolucionar el tratamiento del cáncer.

Hoy vemos cada vez más iniciativas que buscan capitalizar la computación cognitiva, no sólo en la medicina, sino también en otros ámbitos como el financiero, educativo y comercial. Por ejemplo hoy IBM está promoviendo una aplicación muy “chusca” llamada Waston Trend que puedes bajar a tu teléfono inteligente. Esta te ayuda a escoger el mejor regalo para esta navidad en base a analizar millones de conversaciones en línea. De acuerdo con la App, el Apple Watch es el gadget más deseado. En cuanto a juguetes es el kit de Lego llamado Star Wars. Y en cuanto a regalos relacionado con bienestar y salud el más deseado son los zapatos Nike tipo Flyknit.

Actualmente IBM está invirtiendo mil millones de dólares para perfeccionar el sistema, al igual que ha creado un fondo de cien millones de dólares para apoyar a emprendedores que lo quieren capitalizar.

Déjenme darles un ejemplo de una inversión que hicieron a finales del 2014 en una pequeña empresa enfocada a la salud, que a mi forma de ver, tiene la capacidad de revolucionar la integración de la tecnología y la biología. La empresa se llama Pathway Genomics.

Muchas veces son los momentos traumáticos en la vida los que nos llevan a emprender grandes hazañas. En el caso de Jim Plante el fundador de Pathway Genomics, la motivación llega cuando su papá muere por complicaciones renales generadas por una enfermedad hereditaria. En ese momento Jim decide dedicarse en cuerpo y alma, a evitar que por ignorancia la gente muera prematuramente, y se enfoca a revolucionar la medicina preventiva. Y en el año 2008 lanza Pathway Genomics, una empresa que ofrece  pruebas genéticas y medicina personalizada a precios accesibles para todos nosotros.

Cuando IBM se entera, se enamora de esta empresa e invierte en ella.

Pathway Genomics ofrece pruebas genéticas para ayudarnos a identificar una serie de posibles riesgos a nuestra salud. También cuenta con una prueba muy sencilla para detectar oportunamente el inicio de un cáncer. Al igual que nos ofrece una sencilla interface que nos brinda programas de ejercicio y nutrición personalizada.

Y ahora con la integración de Watson al sistema se vuelve revolucionario. Hoy puede analizar la base de datos de información médica más grande del mundo y ligarla a los datos específicos del paciente.

Déjenme darles un ejemplo. Imagínate que eres un doctor y te regresan los resultados de un estudio de un paciente. Tiene un cáncer incipiente de pulmón y le preguntas a Watson, “De acuerdo a la genética de este paciente ¿cuál sería el mejor tratamiento, A o B?”. Y en ese momento el sistema se pone a analizar toda la información disponible sobre el tema. En este caso revisa  3,469 libros, 69 procedimientos, 247,460 artículos médicos, 61,540 pruebas clínicas y otros 106,054 documentos varios, y los relaciona todos al expediente del paciente. Y en apenas 7 segundos te ofrece una opinión calificada que por lo medios tradicionales hubiese sido  imposible obtener.

Y visto desde la óptica de la medicina preventiva, por primer vez en la historia tú puedes saber qué consecuencia tendrá en tu salud si te comes esa segunda rebanada de pastel, o si dejas hoy de hacer tu  ejercicio.

En conclusión

El mundo de la computación cognitiva ya llegó y aplaudo a IBM por su liderazgo en este nuevo e importante ámbito.

Escucha aquí el comentario trasmitido el 25 de noviembre 2015 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez.

Anuncios

Los tres pasos para convertirte en el líder de opinión de tu industria

El mundo del marketing está de cabeza. Antes salíamos a vender y en base a ello creábamos una comunidad de seguidores. Hoy creamos una comunidad de seguidores y después salimos a vender.

Cada vez más los productos y los servicios se parecen. El único verdadero diferenciador es nuestra comunicación. Por lo tanto si queremos destacar en la actualidad y construir un modelo de negocio con futuro, es indispensable integrar marketing de contenido a nuestra estrategia comercial.

El marketing de contenido es la nueva ciencia comercial que se basa en crear y distribuir contenido relevante, en forma consistente, para integrar tu propio mercado cautivo de clientes promotores.

El consumidor no quiere que le vendas. Quiere que lo enamores. No quiere comprar un producto o servicio. Quiere comprar una experiencia. Y ser parte de algo importante.

Hace 25 años la creación de contenido estaba en las manos de los medios. Hoy, cada vez más está en las manos de los consumidores.

Gracias a buscadores tipo Google, hoy se está democratizando el acceso a la información permitiendo a los pequeños empresarios competir como los grandes a través de dominar el marketing de contenido.

Unas cifras importantes:

La gente pasa el 50% de su tiempo en línea leyendo contenido (Nielsen).

70% de la gente prefiere conocer a una empresa a través del contenido que publica que a través de sus anuncios (Content +).

El 61% de los consumidores dicen que están más dispuestos a comprarle a las empresas que les ofrecen contenido (Content Council).

Y el 90% de los consumidores consideran que las empresas que publican contenido realmente están interesadas en construir una relación con ellos (CMO Council).

Entonces ¿por dónde empezar?

El punto de partida es definir perfectamente tu misión editorial. ¿Por qué existes? ¿Cómo añades valor real, profundo y duradero a quién quieres servir? ¿Qué te hace único, diferente y memorable? Y como vas a traducir esto en una historia que enganche la mente y el corazón del lector.

Recuerda, que antes de obsesionarte con el medio tienes que obsesionarte con lo que quieres comunicar y sólo después definir el cómo y dónde comunicarlo.

Ahora sí, hablemos de cómo y dónde comunicarlo.

Las estrategias más efectivas de contenido tiene tres componentes: un blog semanal, una revista mensual y un evento anual. Veamos cada una.

El secreto del negocio es construir una base de datos de personas interesadas en el tipo de producto o servicio que ofreces. Por lo tanto el corazón de la estrategia es el blog donde publicas semanalmente tu contenido de calidad y entablas una conversación con tu audiencia. La finalidad es convertirte en el líder de opinión de tu nicho o incluso de tu industria y la primera persona a la cual acudir, para todo lo relacionado con tu tema.

Uno de los errores más graves que comenten los neófitos es publicar contenido de calidad sin dirigirlo a crear una base de datos. Conforme vas adquiriendo credibilidad ve pidiendo a tus seguidores que se suscriban a tu blog o podcast para poder entablar un diálogo personal con ellos.

El segundo elemento para constituirte como el líder de opinión de tu nicho o industria es la revista.  El abandono del correo directo a favor del correo electrónico ha vaciado los buzones. Por lo tanto  los mercadólogos más visionarios están creando revistas y boletines impresos que ofrecen un testimonio tangible de su convicción al tema. Además estos impresos son muy apreciados, porque permite al lector distraerse un rato de la pantalla de la computadora.

Finalmente el tercer elemento para cimentar tu credibilidad son los eventos. Los seguidores añoran la convivencia con personas con ideas afines. Y los eventos son los lugares ideales para que tu historia cobre vida y se integre una comunidad de fans promotores.

En resumen. Hoy el pequeño puede competir como los grandes a través de una estrategia de marketing de contenido. El punto de partida es publicar semanalmente un blog de alta calidad que te permitirá crear tu base de datos de seguidores y a partir de ahí vender tus productos y servicios entre tu propio mercado cautivo. 

Escucha aquí el comentario trasmitido el 11 de noviembre 2015 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez.

El Transa NO Avanza

Dice el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon que “La corrupción amenaza al desarrollo, la democracia y la estabilidad”.

Probablemente la mejor descripción de la mentalidad detrás de la corrupción, se la escuché al director de la revista “Mexico Now”, Sergio Ornelas. Él dice que en México impera “La cultura de la franquicia”. Aquí todos tienen su franquicia. La secretaria tiene la franquicia sobre la agenda del jefe. El policía tiene la franquicia sobre la esquina que le toca y los grandes poderes tienen la franquicia sobre el país.

Por lo tanto hoy quiero hablar del dicho “el que no transa no avanza” y explicarte porqué creo que es el dicho más tonto, perverso y egoísta que he escuchado.

La corrupción es un cáncer. Apela a nuestro lado oscuro. Nos hace pensar en chico. En cómo podemos agandallarnos algo que no  nos hemos ganado.

Pero no termina ahí. La corrupción es el detonador de otros dos males que nos ofenden. La violencia y la pobreza.

La mentalidad del que no transa no avanza, puede empezar en una forma casi inocente. El servidor público que piensa que tiene “la franquicia” sobre los trámites burocráticos y que por lo tanto tiene el derecho de usar ese poder para incrementar su ingreso al “ayudar” entre comillas, a acelerar o retrasar los procesos. Sin embargo, la inocencia se pierde cuando uno falta al valor universal de la equidad, que dicta: “trata al otro como quieres ser tratado”. Cuando uno transgrede esta frontera se pierde el sentido del límite y de pronto parece lícito hasta el uso de la violencia o el abuso a los más pobres, para salirse con la suya.

Al preparar este comentario me encontré cifras hirientes. Por ejemplo que La Auditoría Superior de la Federación estima que en los hogares con salarios mínimos se destina el 33% de sus ingresos a pagar actos de corrupción. ¡No se vale!

Pero no son únicamente los pobres los que están pagando un altísimo precio por la falta de transparencia y estado de derecho. El Banco de México estima que el costo de la corrupción equivale al 9% de Producto Interno Bruto o sea equivale al 80% de todos los impuestos recaudados. Y otro estudio estima que la violencia nos cuesta más del doble de eso, o sea otro 22% del PIB.

El que no transa no avanza… como que es al revés. La transa, o más bien, el transa, no nos deja avanzar.

Al analizar a los países con los mejores niveles de vida encontré que hay una correlación directa entre transparencia, competitividad y nivel de vida. Entre más estado de derecho, más desarrollo y mejor nivel de vida. Y del otro lado, entre más opacidad, menos competitividad y más pobreza.

Déjenme darles un ejemplo. Tomemos dos empresas con la misma productividad. Una  en un país corrupto y otra en un país más moderno y por lo tanto menos corrupto.  Inmediatamente el empresario en el país corrupto le tiene que añadir al precio de su producto el 9% de la franquicia de la corrupción. Así de rápido. Así de fácil. Así de injusto.

En conclusión:

De acuerdo a especialistas el 34% del producto interno bruto de México se derrocha en corrupción, violencia y pobreza. ¡Basta!

Indígnense conmigo ante el dicho “él que no transa no avanza”. Substituyámoslo por “el transa no avanza” e iniciemos un movimiento hacia la transparencia, la equidad y el estado de derecho.

México merece ser un país de primer mundo. La inmensa mayoría somos gente buena. Simplemente tenemos que pensar en grande y actuar en consecuencia.

Te imaginas un México próspero y seguro. Un México en el cual hemos erradicado la extrema pobreza. Este México está a la mano. Este México nos corresponde. Digámosle NO a la transa. Digámosle SÍ a la abundancia. Aboguemos por la razón.

Simplemente con recuperar una fracción del PIB que se pierde en  la franquicia de la corrupción y destinarlo a la educación, a la investigación y desarrollo y al estímulo del  emprendedor, iniciaremos una revolución positiva que se alimentará a sí misma y terminará por brindarnos el hermoso México en el cual todos y todas deseamos vivir.

Escucha aquí el comentario trasmitido el 28 de octubre 2015 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en Radio Red.