Cómo convertirte en un gran ponente

Hoy más que nunca, aprender a hablar en público es importante, porque es la forma más rápida para posicionarte como el experto en tu materia, y abrirte muchas puertas.

En este podcast comparto contigo lo que aprendido a través de los años acerca de los elementos que constituyen una gran ponencia y un extraordinario expositor.

Aquí está la liga al podcast Los grandes ponentes no nacen, se hacen.

Texto

Pregunta ¿Qué porcentaje de los ponentes que vemos desfilar por eventos púbicos y privados son convincentes?
•    50%
•    25%
•    10%

Respuesta: Las estadísticas son reveladoras: el 80% de todos los ponentes que desfilan por eventos públicos y privados no convencen, el 10% son aceptables, el 5% son convincentes y sólo el 5% son excepcionales.

Hoy más que nunca, aprender a hablar en público es importante, porque es la forma más rápida para posicionarte como el éxperto en tu materia, y abrirte muchas puertas.

Por eso el dia de  hoy quiero compartir con ustedes los elementos que constituyen una gran ponencia y un extraordinario expositor.

Dejenme empezar por decir que los grandes ponentes no nacen, se hacen a través de entender y aplicar las siguientes reglas.

Primero, hay tres factores que determinan la calidad de un ponente: el lenguaje no verbal, la voz, y el contenido. Y contrario a lo que muchos piensan, el contenido de una ponencia, aunque es fundamental, representa únicamente el 7% de su efectividad. Así es, únicamente el 7%. El factor más importante es el lenguaje no verbal, que representa el 55%, y la voz cuenta por el otro 38%.

El lenguaje no verbal está compuesto de factores como la postura del ponente, que comunica su seguridad y aplomo. Abarca la mirada y su capacidad para conectar visualmente con la audiencia. También incluye  su sonrisa, que engancha,  y hechos como que no lea la presentación y que esté relajado, amigable e interactuando con a el auditorio, como si estuviera inmerso en una conversación  íntima, cercana y natural.

La voz es el otro aspecto clave del éxito en una ponencia. Si los ojos son los espejos del alma, pues la voz es su emisor. Ella transmite nuestro ser más íntimo. Comunica y contagia emoción. Envuelve y acaricia. Conmueve y alborota. Inspira y conduce a la acción.

Finalmente el contenido; aunque sólo representa el 7% de la efectividad de la ponencia, también es indispensable.
A lo largo de los años como ponente, he aprendido una sencilla regla para estructurar conferencias: diles lo que les vas a decir; dicelos, diles lo que les has dicho.

La finalidad de toda conferencia es enseñarle algo nuevo a la persona que escucha. Por eso la estructrua lógica es llevar a la audiencia  del punto “A” al punto “B”. Hay que iniciar la ponencia explicándole a los asistentes  cuales son los hechos de dónde estás partiendo y por qué es importante para ellos poner atención. Llamamos esto el punto “A”. Después hay que decirles dónde quieres llegar, y que esperas que aprendan, obtengan, o hagan después de escucharte. Llamemos esto el punto “B”.

Siempre construye el contenido pensando en la persona que escucha. Recuerda que lo que más le interesa al auditorio es el beneficio que él o ella puede obtener si aplica  este nuevo conocimiento.

La segunda parte de la ponencia es el cuerpo de la presentación, donde se exponen los datos que sustentan la hipótesis, y  los pasos a seguir para alcanzar el resultado deseado. Idealmente, hay que  ilustrar la teoría través de casos de éxito e historias. Recuerda, que la cultura a través de los siglos se ha transmitido contando historias. Y sigue siendo hoy un vehículo tan vigente, como lo fue en tiempos de nuestros antepasados.

La tercera y última parte de la ponencia es la recapitulación de lo que han visto y una fuerte y enérgica llamada a la acción.

Las láminas, (el “PowerPoint”),  son otro elemento que contienen la mayoría de las presentaciones y que muchas veces le restan valor. Un grave error que cometen muchos ponentes es poner toda la información en las láminas y simplemente leerlas.

Las láminas deben ser simplemente una guía de la secuencia y puntos de énfasis en la presentación. Idealmente no deben contener más de 10 palabras. Lo que le da vida a la ponencia, es cuando el expositor elabora sobre el breve mensaje de la lámina. Es él o ella la estrella y la lámina es simplemente un pequeño apoyo.

Si deseas darle toda la información al asistente, hazlo a través de un documento de soporte, que se entrega después de la conferencia.

Finalmente, quiero hablar acerca del ensayo. El ensayo es el punto crítico de éxito de una presentación. Los grandes presentadores ensayan, ensayan, y ensayan. Como regla, antes de subirte al estrado, hay que ensayar por lo menos 5 veces la ponencia completa, de pie y en voz alta. Esta disciplina te ayuda a encontrar las fallas en la presentación, y corregirlas oportunamente. Conforme avanzas sobre cada lámina, pregúntate qué dudas podrá tener el auditorio, y disponte a contestarlas. También el ensayo permite sentir la lógica de la secuencia y dominar el contenido. ¡Sólo a través del ensayo riguroso se llega a proyectar un lenguaje no verbal que cautiva y a lograr una modulación de voz que comunica seguridad, pasión y liderazgo!

En resumen, un buen ponente no nace, se hace. Te invito a aprender a hablar en público, siguiendo estas sencillas reglas. Conviértete en un reconocido experto en tu materia y capitaliza todas las puertas que se le abren.

Anuncios

Mi Nuevo Video Clip de conferencia motivacional en YouTube

Hoy quiero compartir contigo una video clip de cinco minutos que acabo de subir a YouTube. Se trata de una conferencia motivacional que di en diciembre 2008.

La conferencia se llama “Equilibrio” y tiene que ver con la coherencia de llevar una vida equilibrada para ser  productivo y feliz. Verás en el video un divertido ejercicio que les puse basado en la risa que levanta mucho el ánimo.

Disfruta y hasta la próxima.

Ligas:

Aquí esta la liga a YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=8Ja6RiPLCx4

Aquí esta la liga en mi sito donde se ve un poco mejor que el YouTube: www.kroupensky.com/Videos/equilibrio_clip_5_minutos.html

PD: Si crees que tu empresa podría tener interés en contratar una de mis conferencias, por favor avísame. Al igual si tienes algún conocido que crees que a su empresa le que podría interesar, recomíendame.

Lo que aprendí del “Hospitality Summit”

Participé como coordinador, profesor y alumno del  Hospitality Summit, realizado en conjunto con La Universidad de Turismo de Lausanne, hace un par de semanas en Cancún y aprendí algunas cosas relacionadas con el turismo que me gustaría compartir contigo.

Un dato interesante  es que en Europa los sistemas de todo incluido ya no funcionan. Club Med que fue el precursor de modelo tronó a la mitad de su cíclo de recuperación y termino siendo adquirido por Le Groupe Accor.

Esto debe ser una llamada de atención a la industria hotelera en México que cada vez más esta impulsando este modelo. Nos explicaron que el turista europeo esta buscando cada vez más experiencias memorables y un todo incluido se queda corto.

Parte de este mismo fenómeno es que las franquicias; hoteles, restaurantes están perdiendo mercado a establecimiento especializados. El turista esta buscando nuevas experiencias y la misma fuerza de la franquicia es también su debilidad.

Al igual los hoteles están invitando a Chefs a abrir sus restaurantes en los hoteles para poder crear experiencias memorables.

Todos los asistentes entendieron y concordaron que la creación de experiencias memorables es el camino a seguir.

Yo cerré el evento ayudando a los asistentes aterrizar lo aprendido a la realidad mexicana analizando el DNA de otros grandes destinos y analizando los activos y pasivos ocultos de nuestro destino. Surgieron unas ideas interesantísimas.

Activos ocultos son todas aquellas cosas que tenemos y que debemos explotar organizadamente:

  • Proveedores
  • Empresas
  • Tecnología
  • Creatividad
  • Historia y cultura
  • Comida
  • Atractivos naturales
  • SECTUR
  • Recursos duplicados

Pasivos ocultos son todas esas cosas que hacemos sin pensarlo y nos perjudican y que hay que cambiar:

  • Costumbre de hay se va
  • Liderazgo y compromiso. Falta de espíritu de colaboración.
  • Paradigma de la competencia
  • Invertir más en el pasado que en el futuro
  • Respuesta a la crisis:
    • Reducir calidad
    • en  producto y/o servicios
    • Reducir inversión en marketing y entrenamiento
    • Correr a los más jóvenes y frescos

Por ejemplo, una idea que surgio que se me hizo extraordinaria, es porque no hacer un todo incluido, todo incluido. Crecer el concepto de un solo hotel a todo un destino. En esa forma se mantiene el esquema que están promoviendo pero crean un producto mucho más rico.

Pero la idea que más me gustó fue crear un producto todo incluido mediante el cual una persona que viaja a Cancún a un hotel 5 estrellas, puede tener acceso a todos los otros hoteles de la misma categoría. Imagínate lo interesante de esta propuesta; ya no tienes una noche mexicana sino 23 opciones de la cuales escoger y en vez de 6 restaurantes, tienes más de 100.

Imagínate el producto extraordinario que podrían ofrecer. Cuándo viaja un turista a las Vegas una parte importante de la diversión es recorrer los hoteles. Este es un atractivo oculto que tiene Cancún y podría ser un diferenciador importante para empezar a crear un mejor producto turístico.

Al momento en el cual los hoteleros se abren a esta colaboración, automáticamente suben la barra de la calidad y empiezan a construir un producto turístico de clase mundial.

Ya no se trataría de que todos hagan lo mismo, sino cada uno de ellos con pleno conocimiento de lo que hace el otro, se juntan para construir experiencias incluyentes que toman como punto de partida al mejor de la plaza y a partir de ahí los otros tienen que igualar la calidad para asegurar la satisfacción de una clientela que estará probando no únicamente una propiedad sino una plaza completa.

Además, al colaborar las economías de escala se disparan. Ahora podrán juntar fuerzas para realizar compras mancomunadas de colchones, manteles y uniformes y ahorrar mucho dinero que podrán aplicar a formación y comunicación.

Se habló de promover una nueva visión llamada la “unidad huracán” como filosofía de colaboración permanente.

El evento concluyó con una gran euforia del descubrimiento de todos los activos ocultos que tenemos para explotar y convertirse en un destino único y muy atrayente.

También se aceptó la responsabilidad de cada uno para construir este futuro y que no se puede todo.

En fin tenemos tanto y hay que crecer al reto y asumir cada uno de nosotros nuestra responsabilidad para convertirnos en todo lo que podemos y debemos ser.