Se lanza histórica iniciativa para enfrentar el cambio climático

El 30 de noviembre 2015 , en el marco la COP21 en París se echó a andar, lo que es para mí, la más importante iniciativa en la historia de la humanidad para enfrentar el cambio climático. Se trata del lanzamiento del esfuerzo gubernamental llamado “Misión Innovación” que compromete a los 20 países que producen el 80% de la contaminación del mundo a duplicar su inversión para frenar el daño que están generando, aunada a la iniciativa empresarial que se llama “The breakthrough energy coalition” o sea la coalición para dar la solución definitiva al problema energético.

Y digo que es la iniciativa más importante, porque por primera vez en la historia se suman los esfuerzos públicos, académicos y privados para detener el cambio climático.

Un poco de historia.

Los esfuerzos de los gobiernos del mundo para detener el cambio climático han sido un fiasco. El problema es que se encuentran entrampados en la inercia cortoplacista de la democracia que les exige rendir cuentas “espectaculares” en el corto plazo que los llevan a descuidar o aun peor comprometer el largo plazo.

Por ejemplo, fue criminal el fracaso del tratado de Kioto y más recientemente, este año en junio, fue vergonzosa la declararon del G7, de que “siendo realistas”, para 2050, se podrá reducir la emisión de gases invernadero entre un 40 y un 70%. Y la reforma energética de México está enclavada justamente en esta dinámica, dictando que para el año 2050 se reducirá en un 50% las emisiones de CO2. El asunto es que esta cifra es insuficiente. Terriblemente insuficiente. Se requiere una estrategia no simplemente para mitigar el daño, sino para revertirlo. De acuerdo a los científicos mejor enterados sobre el tema requerimos para el año 2050 haber neutralizado la emisión de CO2, no simplemente haberla reducido a la mitad.

Y es por eso que el magnate de Microsoft, Bill Gates decidió hacer algo al respecto. Aunque el empresario tiene la exigencia de reportar buenos números cada trimestre, también tiene la exigencia de asegurar la continuidad del negocio y por lo tanto sabe que tiene que balancear el corto y el largo plazo.

¿Qué hizo Gates? Reunir a 27 de los más importantes líderes empresariales, financieros y académicos de mundo. Puso por delante mil millones de dólares y activó la coalición más poderosa de talento y dinero que ha visto la humanidad, bautizándola “The breakthrough energy coalition”.

El cúmulo de músculo financiero y de talento es impresionante. Déjenme presentarles a 8 de los 27 integrantes: Mark Zuckerberg de Facebook, Jeff Bezos de Amazon, Richard Branson de Virgin Group, Jack Ma de Alibaba Group de China y Ratan Tata del Grupo Tata de la India. Entre los financieros destacan Ray Dalio de Bridgewater Associates y George Soros. Y aunado a todo este talento está la Universidad de California de cuyas aulas han salido 61 premios Nobel. Wow!!!

Decir que estoy muy entusiasmado es quedarme corto. Esta coalición me llena de felicidad, orgullo y esperanza al seguir constatando que en el mundo hay muchos más seres humanos buenos que malos, y que juntos, cada uno desde nuestra trinchera, vamos a enfrentar y solucionar los grandes estragos que hemos ocasionado por ignorancia, egoísmo o desidia.

Entonces, ¿Qué sigue? Pues darle prisa a la integración de los dos proyectos que se presentaron en el COP21 de Paris. Por el lado gubernamental es capitalizar al máximo la iniciativa “Misión Innovación” que integra a los 20 países que generan el 80% de la contaminación y asegurar que rinda al máximo su compromiso de duplicar durante los próximos cinco años su inversión hacia el desarrollo de energías limpias. Ahora si, a diferencia del tratado de Kioto, en esta iniciativa están comprometidos Estados Unidos y China, que son los dos países que más contaminan en el mundo, aunados a otras 17 grandes naciones, incluyendo a México. Y por el lado empresarial compaginar estos esfuerzos con la visión de largo plazo del “Breakthrough Energy Coalition” y darle dientes a un esfuerzo a favor de la humanidad, que permitirá obviar un latente desastre ecológico.

Y todo esto ofrece para México una oportunidad sin precedentes. México está en el lugar correcto en el momento preciso para transformarse en una potencia de energías limpias y renovables. De acuerdo a Carlos Tornel del Centro Mexicano del Derecho Ambiental, nuestro país tiene el potencial de substituir el 93% de toda su energía por energía limpia para el año 2050. Yo iría más lejos. Yo creo que México puede substituir el 100% de su energía y volverse un centro de investigación, desarrollo y producción icónico de energía eólica, solar e hidrotérmica por su franquicia geográfica. El reto es capitalizar esta nueva coyuntura y apostarle mucho más al futuro que al pasado.

En resumen.

Es probable que este pasado 30 de noviembre de 2015 pase a la historia como el día en el cual el mundo tomó en serio el cambio climático y puso en marcha los mecanismos para enfrentarlo con decisión. Yo invito a mis amigos políticos, académicos y empresarios a sumarse a esta iniciativa de la COP21 y capitalizar esta nueva realidad para asegurar un futuro brillante para México. ¡Convirtámonos en un país de energía! Un país líder mundial en investigación, desarrollo y producción de energías sustentables. Este es nuestro momento. ¡Vamos por él!

Escucha aquí el comentario hecho en Radio Red el 9 de diciembre 2015.

Anuncios

¡Imagínate un auto que mejora después de comprarlo!

En este comentario vemos cómo  el auto eléctrico de la marca Tesla amenaza tres fundamentos básicos la industria automotriz tradicional.

-La necesidad de un distribuidor.

-El pagar por combustible

-Y el tener que comprar el auto del año.

TRANSCRIPCIÓN

¿Te imaginas un auto que mejora después de comprarlo? Suena descabellado. ¿Verdad? Sin embargo no es tan descabellado como puede parecer.

Hoy quiero hablar de los autos eléctricos y ver contigo por qué ponen de cabeza a la industria automotriz.

Un poco de historia.

La industria automotriz nace hace unos 130 años cuando Karl Benz inventa el primer motor a gasolina en 1886. Después en 1908 Henry Ford inicia la producción en masa con la introducción del Modelo T. Y desde entonces la industria automotriz se ha ido sofisticando, sin embargo sin ninguna verdadera disrupción en más de 127 años.

Ahora trasladémonos al 22 de junio de 2012,  a la introducción del Modelo S de la marca Tesla del multi  emprendedor EIon Musk. Un auto eléctrico que propone un modelo radicalmente diferente.

Muchos analistas comparan a Musk con Steve Jobs, diciendo que él ha hecho con su Modelo S en la industria automotriz, lo que hizo Jobs  hace una década con su iPhone en la industria telefónica. Y al igual que Jobs, Musk ha creado una visión de futuro y un culto de seguidores que profesan un nuevo estilo de vida.

Y  los elogios no se hicieron esperar.  La revista “Motor Trend” declara al Modelo S, como el  mejor auto del mundo.  Dicen que este nuevo auto eléctrico tiene la potencia de un Porche, la suavidad de un Rolls Royce, sube a tanta gente como un Chevy Equinox y es más eficiente que un Toyota Prius. Unos meses después, la organización sin fines de lucro “Consumer Report” le da la evaluación más alta jamás otorgada a un auto:  99/100.

¿Qué está pasando? Un auto que reúne al mismo tiempo los atributos de un Porche, un Rolls Royce, un Chevy Equinox y un Toyota Prius.

Al igual que el iPhone no es realmente un teléfono en el sentido mecánico tradicional, el Modelo S  no es realmente un auto, sino que al igual que el iPhone es más bien un “gadget” electrónico. Algunos se refieren a él como una computadora con ruedas que lo pone en la categoría de la electrónica, que se encuentra en una curva de mejora exponencial.

Entonces veamos en que difiere de un auto tradicional.

Empecemos con el modelo de negocio. Este no considera ni el uso de distribuidores, ni la necesidad de llevar el auto periódicamente a servicio. Ellos venden directo al consumidor. Y como es un auto eléctrico que tiene muy pocas partes movibles para desgastarse su visión es que una vez que compres el auto ya nunca más lo tengas que llevar a servicio. Aun no están ahí. Pero esa es su visión.

El costo del “combustible” es otro cambio radical. La electricidad para operar un auto eléctrico es 75% más barata que la gasolina. Sin embargo el objetivo de Musk es mucho más ambicioso. Él quiere separar el auto de la red eléctrica y llevar a la gente a utilizar energía solar. Y para ello está poniendo estaciones de recarga gratuita, alimentadas por energía solar, a lo largo y ancho de la unión americana. Actualmente ya tiene 500 en Estados Unidos y las está expandiendo rápidamente a Canadá, Europa y Asia. Combustible gratuito, es sin duda una propuesta radical.

Pero probablemente la innovación más interesante desde el punto de vista del consumidor es que el auto mejora después de comprarlo. Escuchaste bien. Mejora después de comprarlo. Recuerda lo que dije hace un momento: lo que estás comprando se parece más a computadora con ruedas que a un auto tradicional. Por lo tanto él no te vende el modelo del año sino que va liberando las mejoras conforme las va desarrollando.

Déjame darte un ejemplo. Después de lanzar el modelo S se detectaron pequeñas cosa que no funcionaban muy bien. Algunos de los primeros compradores se quejaban que el sistema de apertura de la puerta se trababa un poco. Ahora, como es una computadora con ruedas, en vez de que los clientes tuvieran que llevar su auto al taller, Tesla simplemente hizo mejoras al código y lo mandó por internet al sistema operativo del auto. Resuelto. La puerta opera perfectamente.

Unos meses después hicieron mejoras al sistema de control de tracción al igual que al tiempo de recarga de la batería. Todas estas mejoras se descargaron por la noche al sistema operativo del auto y a la mañana siguiente, como por arte de magia, el cliente tenía un auto mejorado. Wow.

En resumen.

Estamos viendo una nueva propuesta en la industria automotriz que transforma el modelo tradicional de compra y servicio a través de un distribuidor, la necesidad de pagar por combustible y el tener que adquirir el auto del año para obtener las últimas mejoras. ¿Tendrá futuro?

¿Tú qué crees?

Últimas noticias: Ya puedes comprar un auto eléctrico que acelera de 0 a 100 en 3.2 segundos

Hoy quiero comentarte de un divertidísimo auto eléctrico que lanzó la marca Tesla el pasado 10 de octubre de 2014.

Por si no conocen la marca Tesla, te comento que es una empresa de uno de los más brillantes jóvenes emprendedores de la actualidad, Elon Musk. Elon sólo tiene 43 años y sin embargo ya tiene tres empresa multimillonarias que están cambiando el mundo.

La primera empresa es Tesla donde fabrica extraordinarios autos eléctricos. La segunda es SolarCity  que hoy por hoy es la empresa proveedora de energía solar más grande de Estados Unidos.  Y la tercera empresa se llama SpaceX, donde diseña y lanza cohetes espaciales.

Entre los clientes de SpaceX está la NASA a la que le ofrece servicios de transporte a la estación internacional espacial. Pero el objetivo final de esta empresa es utilizarla para establecer una colonia humana en Marte, para que de acuerdo a él, se pueda garantizar la supervivencia de la raza humana en la eventualidad de que la tierra sea nuevamente embestido por un gigantesco meteoro, o que los seres humanos perdamos la cordura y usemos las armas de destrucción masiva que tenemos almacenadas.

Cada vez más gente esta comparando a Elon Musk a Thomas Edison, Steve Jobs y Henry Ford por su visión de futuro y su capacidad de convertir esa visión en una realidad.

Hay te va un ejemplo. Como comenté arriba, este pasado 10 de octubre él lanzó su nuevo modelo de auto eléctrico, el Tesla 85D, que es francamente, una locura. Además de ser un auto semi-autónomo, acelera de 0 a 100 en 3.2 segundos. Así es un auto eléctrico inteligente que corre como un auto de Formula 1. Pongamos esto en contexto, en un arrancón este auto eléctrico deja atrás a un  Lamborghini Murciélago o a Porsche Panamera Turbo. Wow.

Cómo es el caso de muchos de los grandes inventores a veces crean cosas simplemente para demostrar que es posible. En este caso Elon quiso demostarle al mundo que un auto eléctrico no tiene porqué ser aburrido y sin duda el Tesla 85D es un auto deportivo en toda la extensión de la palabra. Pero más que un auto eléctrico súper veloz es un vehículo semi-autónomo de última generación que nos permite asomarnos a un futuro que ya llegó. 

Por ejemplo el auto tiene sensores de 360º que ofrecen una seguridad sin precedentes.  Tiene cámaras que leen los señalamientos de velocidad en la carretera y que instruyen al auto subir o bajar la velocidad de acuerda a los letreros.

Otra función que ofrece es que cuando es prudente el auto cambia automático de carril y también frena suavemente cuando se encuentra con otro vehículo o incluso se detiene por completo cuando llega a un semáforo rojo. Y cuando llegas a tu destino simplemente te bajas y el auto se estaciona sólo.

Pero probablemente la función más futurista que tiene el auto, es que lo puedes programar para que venga cuando le hables. Me recuerda al program ochentero “K.I.T.T. el auto increíble” con David Hasselhoff. Michel el protagonista del programa, se comunicaba con su auto K.I.T.T. a través de su reloj y cuando él lo llamaba, el auto venía.

Pues el Tesla 85D es una primera aproximación a esta realidad. Imagínate, como es un instrumento electrónico, lo puedes programar para que se conecte a tu teléfono inteligente y cuando estás listo para salir en la mañana lo llamas para que te venga a buscar a la puerta de la casa. Por ejemplo, si hace frío afuera, el sistema inteligente del auto lo detecta y prenda la calefacción, abra automáticamente la cochera de tu casa, sale y solito se aproxime a la puerta de entrada. Y como sabe que te encanta estar bien informado, prenda la radio a tu estación preferida, La Red de Radio Red con Sergio y Lupita y ahora si, te subes y arranca, listo para iniciar el día con el pie derecho.

En conclusión, parece ciencia ficción, pero es el futuro que ya llegó.

Y como siempre me despido de ti recordándote que tú eres grande y que la vida exige tu grandeza.

Ten un gran día y hasta el próximo comentario. 

Energías limpias: el trampolín al primer mundo

Hoy me gustaría hablar de energías limpias, de visión de futuro y de algunos ajustes que hay que hacerle al concepto de la reforma energética para utilizarla como trampolín para convertirnos en país de primer mundo.

Les invito a tomar un momento para ver la reforma energética no simplemente como una mejor forma para explotar nuestros recursos naturales, sino cómo un disparador para el desarrollo del país y la posibilidad de posicionarnos cómo un líder mundial en el desarrollo de energías limpias.

Al analizar la reforma energética encontré varios elementos que pueden ser disparadores para convertir a México en un país de vanguardia energética. Sin embargo,  siento que los tiempos y la visión estratégica no responden al dinamismo que impone el mundo actual.

Déjenme darles unos ejemplos. Suena muy bien que el gobierno mexicano se haya comprometido a que para el año 2024 el 35% de toda la energía que se produzca en el país se generen a través de fuentes limpias. También va en la dirección correcta el compromiso de  que las emisiones de dióxido de carbón se reduzcan en 30% de aquí al  año 2020, al igual que en la reforma fiscal se incluyan beneficios fiscales para promover el uso de energías limpias.

Aquí el asunto son los tiempos, la visión y la estrategia.

El promover que el 35% de la energía que se produzca en México para el  año 2024 provenga de fuentes “limpias” parece como un gran avance. Sin embargo, hay que ver los números de cerca. Resulta que hoy el 25% de la energía del país ya proviene de lo que definen en la reforma como fuentes limpias. El asunto es la definición de fuentes “limpias”.  Específicamente el 21% de la energía limpia, entre comillas, que se genera en el país actualmente se genera a través de  represas hidroeléctricas que generan energía bloqueando el flujo natural del río.

Y es aquí donde veo una contradicción entre lo que dictan las leyes secundarias que hablan de cuidar el medio ambiente al mismo tiempo que generamos energías limpias y el clasificar a las hidroeléctricas como fuentes limpias de energía. Las represas forman parte de la filosofía del pasado donde el ser humano buscaba dominar la naturaleza en vez de trabajar con ella. El bloquear el flujo natural de un río destruye los ecosistemas naturales. Por lo tanto, las represas no conforman al principio de cuidar el medio ambiente al mismo tiempo que se genera energía limpia. Entonces tendríamos que estar planeando, como se está haciendo en otros países, en cómo irlas  eliminando y no estarlas sumando a nuestros números de energía “limpia”.

Por lo tanto si a la cifra de la generación de energía limpia para el año 2024 se le eliminara la generación de energía hidráulica y buscáramos llegar al 35% a través de auténticas fuentes que no dañan el medio ambiente, como el sol, el aire y el calor que produce el subsuelo, entonces sí estaríamos hablando de una auténtica revolución de energía limpia.

Y para acelerar el desarrollo también tendríamos que estar pensando en la creación de clústers industriales temáticos que trabajan en conjunto con universidades para preparar a nuestros jóvenes en carreras verdaderamente competitivas.

Regresando a la reforma, la segunda fuente de energía clasificada como limpia que hoy existe en México es la geotérmica. Aquí lo que se hace es que se aprovecha la energía proveniente del núcleo de la tierra que sale a la superficie a través de fisuras en las rocas de la corteza terrestre y llega a la superficie en forma de vapor.

Un dato poco conocido es que México ya es el 4º país a nivel mundial que crea energía a través de este medio.

La planta de Cierro Prieto en Mexicali, Baja California es la segunda instalación geotérmica más importante del mundo. Imagínense esta planta aprovecha la fisura en la corteza terrestre conocida como la falla de San Andrés, que corre justo abajo de la ciudad de Mexicali, y el ingenio mexicano la ha aprovechado para construir ahí una instalación que actualmente produce por si sola el 42% de toda la energía que requiere la península de Baja California. Con 100 plantas como esta podríamos satisfacer toda la demanda de electricidad del país.

La Geotermia es una disciplina sustentable en franco crecimiento. Específicamente se proyecta un crecimiento a nivel global del 27.9% para el año 2035.

Aquí por ejemplo tenemos una historia de éxito que contar que nos puede ofrecer un excelente polo de desarrollo para crear un clúster del más alto nivel que desarrolle esta actividad de energía limpia  de vanguardia. Una actividad que puede posicionar a México como un líder visionario en el desarrollo de energías limpias, que podemos exportar al resto de mundo.

Otro tipo de energía limpia que ya se produce en México es la energía eólica o sea la energía producida por el viento. Hoy nos encontramos en el lugar 24 en el mundo, produciendo alrededor de  dos mil megawatts al años y se estima que para el 2022 creceremos a 15 mil megawatts watts al año. ¡Muy muy bien como porcentaje y otra historia de éxito que deberíamos usar como trampolín para crear una nueva industria de rápido crecimiento!

Ahora, veamos la energía del sol. La fuente de energía renovable más abundante, poderosa e importante del mundo. Y resulta que la ubicación geográficamente de Mexico nos posiciona como el tercer país mejor ubicado para generar energía solar. Wow.

Simplemente para darles una idea del potencial. Trasladémonos al desierto de Sonora. Aquí una granja de paneles solares con una extensión de 25 kilómetros cuadrados podría producir toda la energía que requiere el país.

Y hablando de potencial esta es una industria con muchísimo futuro. Para empezar los costos de producir energía solar han caído vertiginosamente. Hoy una célula solar cuesta el 1% de lo que costaba hace apenas 35 años y la tendencia seguirá, llegando a ofrecer energía más barata que la que se produce con el carbón y el petróleo. Este es el momento para subirnos. Es una industria todavía inmadura con un extraordinario potencial.

Y aquí regreso a las proyecciones de la reforma y del uso de la energía solar. Son tibias. Muy tibias. Se proyecta que energía solar sólo representará el 5% de la energía generada en México para el años 2030 y sólo el 10% para el año 2050. Estamos demasiado cómodos dependiendo del petróleo.

Si queremos darle viabilidad al mundo y sobre todo a México tenemos que bajar las emisiones de gases invernadero radicalmente. Al igual que México está en una posición privilegiada para la generación de energías eólicas, geotérmicas y solares también es cierto que estamos en uno de los lugares más vulnerables de la tierra para huracanes, sequías y cambios en el nivel del mar.

El enfocar la reforma para convertir a México en un país que promueve agresivamente las energías limpias puede generar nuevas soluciones económicas de vanguardia que revitalizarán la economía y nos daría un posicionamiento envidiable. Hay que llevar el enfoque de la reforma energética de una transformación económica a una transformación estratégica y social detrás de la cual nos podemos unir como nación, hacia una visión de futuro motivante.

Tenemos que darnos prisa. Hay que crear carreras sobre energías limpias y  educar a los jóvenes que están entrando a la universidad en especializaciones de vanguardia e integrarlos  a clústeres de desarrollo industrial en los cuales pueden trabajar en actividades de primer mundo.

En resumen. Ha llegado el momento de utilizar la reforma energética como trampolín para transformar a México de ser uno de los 10 países más importantes del mundo en la producción de petróleo, a ser uno de los cinco países más importantes del mundo en la producción, desarrollo y venta de soluciones de energías limpias.

Invito a mis amigos políticos, empresarios y ciudadanos en general a subir la barra. A darle sentido profundo a la reforma energética para que añada valor real, sustentable y duradero a nuestro enfoque de nación y nos impulse rápidamente a convertirnos en país de primer mundo.

Escucha aquí el comentario transmitido el 3 de septiembre 2014 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en Radio Red.