HAY QUE HACER LA PAZ CON LAS BACTERIAS

MANIFESTACIN

Hace poco escuché una estadística que me sorprendió. Decía que tenemos 10 veces más bacterias en el cuerpo que células. Pensé: ¿Es esto posible? y me puse a investigar. Y lo que encontré es una lección de vida que quiero compartir.

Cuando somos concebidos y nos encontramos en el vientre materno somos 100% células humanas. Pero en el momento que pasamos por el canal vaginal y salimos al mundo exterior nuestro cuerpo y en especial nuestro intestino se empieza a colonizar rápidamente de millones y millones de microorganismos que son básicos para nuestra salud, vitalidad y felicidad.

La ciencia de las bacterias humanas es muy nueva. Apenas se empezó a escribir el atlas del microbioma, en el año 2007. En este momento algunos expertos estiman que al cumplir tres años tú y yo ya no estamos compuesto de 100% de células humanas, sino que más bien la proporción es 10% células humano y 90% células súper pequeñas de todo tipo de microorganismos que en su gran mayoría son bacterias.

Esto sí que me dejó intrigado, porque yo había crecido con la idea de que las bacterias eran malas y que había que combatirlas diariamente con jabones anti bacteriales y en casos extremos aniquilarlas con antibióticos. La teoría era que entre menos bacterias mejor.

Pues ahora resulta que no es así de tajante. Más del 95% de todas las bacterias en el mundo son inofensivas para los seres humanos y muchas son esenciales para nuestra salud. La guerra en contra de las bacterias se ha exagerado. Porque hasta las bacterias dañinas pueden ser buenas para nosotros cuando el sistema inmunológico las usa para su entrenamiento.

Con esto no quiero decir que no haya que utilizar antibióticos cuando realmente lo amerita. Pero hay que ser conscientes del daño que nos estamos haciendo cuando matamos indiscriminadamente a todos nuestros microorganismos.

Las bacterias regulan nuestra digestión y metabolismo, producen vitaminas, entrenan y fortalece a nuestro sistema inmunológico, producen antibióticos naturales, disminuyen el colesterol alto, modulan el envejecimiento e incluso determinan nuestro grupo sanguíneo.

Se ha encontrado que la falta de balance en nuestra flora intestinal, esto es en la cantidad y variedad de microorganismos que pueblan nuestro intestino, desequilibra nuestra digestión, provoca la obesidad, permite que se nos atasquen las arterias con colesterol, e incluso nos afecta emocionalmente, provocando en algunas personas depresión. Wow.

Es fascinante ver cómo un microbioma sano nos hace más fuertes, más positivos e incluso más humanos. Algunos dicen que el microbioma es en realidad nuestro segundo genoma.

Sin duda estamos ante una nueva ciencia que nos hace ver con claridad que la simbiosis entre nosotros y las otras criaturas, por pequeñas que sean, es vital.

Ha llegado el momento de entender que el uso indiscriminado de antibióticos nos está matando. O más bien está matando a todos los microorganismos en nuestro interior que nos mantienen vivos felices y sanos. Por lo tanto hay que busca hacer la paz con ellos y repoblar nuestro intestino con buenas bacterias.

Dentro de nuestro cuerpo, en nuestro sistema digestivo existe una selva extraordinaria poblada por las criaturas más fantásticas y fascinantes que apenas, apenas empezamos a conocer.

En conclusión. Hay que conocer y querer a nuestros pequeños huéspedes. Cuidarlos, mimarlos y alimentarlos bien y en respuesta ellos nos agradecerán con salud, vitalidad y felicidad. El microbioma humano es la próxima gran frontera del entendimiento de la vida y de la salud y todos debemos estudiarla y usarla a nuestro favor.

Como amar la tecnología sin caer en su tiranía

Hoy quiero hablar de como la computadora se ha liberado del escritorio e incluso del bolsillo para colocarse en nuestra muñeca. Y hacer una reflexión sobre cómo capitalizarla y al mismo tiempo, conservar nuestra identidad.

Con el lanzamiento de Apple Watch, se dio este año un pequeño, pero importante paso hacia la integración cotidiana de la tecnología a nuestra vida. Se trata de una computadora que nos ponemos sobre el cuerpo y con ello nos acercamos un paso más hacía lo que Ray Kurzweil llama “la singularidad”, o sea el momento en el cual se fundirá la biología con la tecnología.

De acuerdo con su teoría, la tecnología pasará rápidamente de ser algo que portamos sobre el cuerpo, a algo que está dentro del cuerpo y finalmente a algo que está inmerso en nuestra neocorteza cerebral. Ahora, no hay que tomar a la ligera las predicciones de Ray Kurzweil. Él ha recibido 20 doctorados honoris causa. Es el científico en jefe de Google y el futurólogo más admirado por Bill Gates.

Él predice que en 15 a 20 años la realidad virtual estará tan perfeccionada que será difícil distinguir entre el mundo físico y el mundo virtual. Pero la predicción que más me llama la atención es que para el año 2045 podremos expandir nuestra inteligencia en forma exponencial.

Específicamente él dice que vamos a poder conectar a la nube cibernética los enjambres neuronales de nuestra neocorteza cerebral para iluminar aun más nuestra conciencia. Esto significa que en 30 años, podremos resolver en nuestra cabeza, complicadas ecuaciones matemáticas, aprender a hablar un nuevo idioma y dominar un instrumento musical sin años de entrenamiento. Simplemente se requerirá conectarse a la nube y empezar a crear.

Aún faltan algunos años… sin embargo, dadas las implicaciones que conlleva la tecnología ponible es importante reflexionar a partir de hoy sobre cómo usarla a nuestro favor y cuidar de no caer en su tiranía.

A diferencia del teléfono inteligente, el Apple Watch es una computadora con una serie de sensores posados sobre la piel. Por ejemplo tiene sensores que miden nuestro pulso cardíaco al igual que sensores que detectan si estamos sentados o en movimiento.

Probablemente la funcionalidad que más me gusta del Apple Watch es algo que es a la vez sencillo y revolucionario. El reloj detecta cuando hemos estado inactivos y cada 60 minutos nos incita a ponernos de pie. Y digo que es revolucionario porque es el ejemplo perfecto de cómo la tecnología ponible lanza una nueva relación entre la biología y la tecnología que puede ayudar a volvernos más conscientes, propositivos y “humanos”.

No cabe duda que el sedentarismo nos está matando. Por eso se me hace genial que el reloj detecta cada vez que estamos sentados por más de una hora y nos manda una pequeña pulsación a la muñeca, mientras aparece en la carátula el mensaje “ya llevas un rato sentado, ponte un minuto de pie”.

Y digo que es genial porque esta pequeña aplicación tiene la capacidad de darle vida a un álter ego que trabaje a nuestro favor.

Adquirir un nuevo hábito es muy difícil porque nuestra mente instintiva está programada a pensar lo menos posible y a repetir rutinas en forma automática. Por eso, el contar con lo que me gusta llamar un mayordomo cibernético, nos puede cambiar la vida. Esta tecnología está tomando nuestro pulso y nos está estimulando con el mensaje correcto en el momento preciso para activarnos y cuidar nuestra salud. Este estímulo repetido a lo largo de los días, las semanas, los meses y los años puede desembocar en un nuevo hábito que enaltecerá nuestra inteligencia, salud y felicidad.

Imagínate que aunado al mensaje de “ponte de pie” viene una frase inspiracional cada vez que te levantas. Como por ejemplo: ya que estás de pie, sonríe, agradece y con una gran exhalación deja ir la tensión. ¡Delicioso!

Pero también es necesario aprender a conservar nuestra identidad. Hay que saber apagar la tecnología. Apagar el teléfono. Cerrar el e-mail y tener tiempo para nosotros. Tiempo para hacer trabajo que cuenta. Tiempo para leer, meditar y dedicarle tiempo de calidad a nuestros seres queridos.

Salvo que tu trabajo sea estar contestando el teléfono, lo puedes apagar y te aseguro que cualquier cosa que requiera de tu atención estará ahí esperándote cuando lo vuelva a prender.

En conclusión. Ya inició la integración de la biología y la tecnología. Hay que aprender a capitalizarla para aumentar nuestra inteligencia, salud y felicidad. Y saber cuándo prenderla y cuándo apagarla para conservar nuestra identidad.

Escucha aquí el mensaje transmitido el radio red el 14 de octubre 2015.

¡Hay que iniciar una revolución de amor!

Hace un par de semanas me invitaron a asistir a una conferencia de Patch Adams y no sabía si ir. La única referencia que tenía de él era la película protagonizada por Robin Williams, que presentaba a un doctor que se vestía de payaso y utilizaba la risoterapia para ayudar a aliviar el dolor. Se me hacía un personaje bueno y amable, pero de ninguna forma un ser revolucionario. Pero tenía curiosidad y decidí ir de todos modos.

Hoy, después de haberlo visto y aprendido de su vida, su obra y su pasión me doy cuenta que la película no le hizo justicia. Patch es un revolucionario del amor que denuncia vehementemente los abusos contra las mujeres, los niños y la naturaleza. Y va con sus seguidores donde se cometen estos abusos, llevando con él amor, risa y compasión.

Cómo todos los grandes seres humanos, hay un momento clave en sus vidas que los mueven a la acción. En su caso sucede el 28 de agosto de 1963 cuando a los 18 años, está buscando el sentido de la vida, y asiste a un discurso, que es probablemente uno de los más poderosos que se hayan dictado. Se trata del discurso “I have a dream” (Yo tengo un sueño) de Martin Luther King Jr. que pronuncia en las escalinatas del Monumento a Lincoln en Washington DC. En ese momento Patch decide que él también está llamado a ser un revolucionario. Solo que en su caso será iniciar una revolución de amor a través de la medicina, la risa y la compasión.

Me inspiró su tenacidad. Lleva 28 años viajando de 250 a 300 días al año llevando su mensaje de amor a más de 50 millones de personas en 70 países.

Se pone su nariz roja y va a donde otros no quieren ir. Por ejemplo, en 1985 cuando había la guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética decide crear una campaña llamada “Hay que amar al enemigo” que sin duda incomodó a los políticos su era, y empieza a llevar a gente a Rusia para crear un puente de amor entre las dos naciones. Después dice: pongámonos nuestra nariz roja y desafiemos el embargo; vámonos a Cuba. Ahora, vámonos dónde está la guerra y se van a Afganistán y después a los campos de refugiados en Pakistán y a los orfanatos en Bosnia-Herzegovina… También van a Haiti justo después del terremoto y a Sri Lanka después del tsunami.

El año pasado él y sus seguidores llevaron su misión de amor a Guatemala, Ecuador, Sicilia, Perú, el Amazonas, Costa Rica, Palestina, Brasil y Rusia.

Hoy Patch Adams tiene 70 años y dice que en los últimos 50 años no se ha enfermado ni una sola vez. El secreto de la salud: ser feliz y hacer una hora y media de ejercicio todos los días.

Todos los días Patch es pone su nariz roja de payaso y detrás de ella dice y hace las cosas que el mundo desesperadamente necesita entender. Hay que sacudir nuestra indiferencia. Abrazar al que sufre y ayudar a aliviar su dolor, hacerle sentir importante, amado y seguro. Sea en las zonas de guerra, los campos de refugiados o en los hospitales donde los niños y niñas se están muriendo de cáncer, él está ahí para aliviar su dolor con su maravillosa risa, cuidado y compasión.

Él calcula que ha estada al lado del lecho de muerte de 10 mil personas, cuando más lo necesitan.

A lo largo de sus 29 años de conferencista ha estado frente a 50 millones personas y a todas les ha preguntado: ¿Que es lo más importante en tu vida? Y el 99.9% han respondido: el amor. Y sin embargo, es un tema que no se enseña en la escuela o incluso en la facultad de medicina. Por lo tanto él propone una fórmula sencilla para cambiar el mundo. Establecer como parte del plan de estudios, el tema de la inteligencia transformadora del amor. Específicamente él dice: enseñemos una hora diaria la cátedra de amor en todas las escuelas del mundo, y a lo largo de 12 años de formación, sin duda cambiaremos el criterio colectivo de la sociedad. Brillante.

En conclusión. Me inspiró Patch Adams. Y quiero inspirarte a ti también a abrir tu corazón. A tener hoy un gesto amable con alguien que necesita de tu amor. A lo mejor hay una persona mayor en tu vida, que una simple llamada o vista tuya puede iluminar su día. O que tal simplemente una palabra amable a una persona que está teniendo un mal día. Son las pequeñas acciones positivas, repetidas una y otra vez a lo largo de los años que transforman al mundo. Por lo tanto te invito hoy a llenarte de luz, compasión y alegría e iniciar hoy mismo tu propia revolución de amor. Ten un gran día.

Descubre cómo usar el teléfono celular para abatir la extrema pobreza

a todas y todos los buenos mexicanos a inspirarse en la creatividad africana para abatir la extrema pobreza.

Disfruta. Aprende. Aplica.

ENSAYO

Decía Platón que “la necesidad es la madre de la invención” y creo que en ningún lugar del mundo este dicho es más cierto que en África.

Hoy les quiero hablar de cómo África se está reinventando utilizando el teléfono celular para empoderar a su gente para salir de la pobreza extrema, y sembrar la semilla para que en México hagamos lo mismo.

Para poner en contexto la pobreza en el continente africano: Ahí viven el 60% de los más pobres de los pobres. El ingreso promedio africano, si excluimos a Sudáfrica, es de 25 pesos diarios. Eso equivale al 3% del ingreso diario promedio mexicano. ¡Escandaloso!

Sin embargo la creatividad africana está brindando una serie de soluciones impresionantes a través del teléfono celular para ayudar a su gente a salir adelante. Y no es con sofisticados teléfonos inteligentes tipo iPhone, sino con teléfonos muy sencillos que cuestan $350 pesos.

Empecemos con el sector financiero. Como los pobres no son un sector interesante para los bancos, los africanos han inventado un ingenioso sistema a través del SMS de los teléfonos para tener servicios financieros. Hoy a través de sus teléfonos cuentan con sistemas de ahorro, pueden hacer transferencias persona a persona, pagar servicios, comprar despensas e incluso recibir y pagar salarios al igual que colegiaturas.

En Kenia el 40% del Producto Interno Bruto del país pasa a través de uno de estos sistemas llamado M-PESA, que en Swahili significa dinero móvil. Las empresas que ofrecen estos servicios están haciendo el bien, BIEN. Han creado un gran negocio que genera riqueza para los usuarios y utilidad para ellos.

Pero no terminan ahí. Otros adelantos son aplicaciones (APPS) para impulsar la agricultura, la ganadería, la educación y la salud.

Tomemos por ejemplo la agricultura. Antes de que los campesinos africanos contaran con el teléfono celular para checar el precio de mercado de su cosecha, sufrían los terribles abusos de los intermediarios, que se llevaban la mayor parte de la ganancia.

Hoy empoderados con un teléfono celular y servicios como M-FARM los micro campesinos africanos están aprendiendo qué y cuándo plantar y cómo optimizar la cosecha. También el sistema les brinda alertas climáticas, precios de mercado de diferentes cosechas, al igual que un valiosísimo recurso: una base de datos de miles de compradores directos. Este acceso a información está transformando la vida de millones y millones de personas, permitiéndoles ganar el doble de lo antes ganaban, vendiendo su cosecha a través de un intermediario, y gracias a ello pasar de un ingreso de subsistencia, a un ingreso que poco a poco los va sacando de la extrema pobreza. ¡Bravo!

Otro servicio que me encantó se llama ICOW, o sea ”ivaca”, que funciona para personas con unas cuantas vacas. Aquí también para que estas personas salgan de un estado de subsistencia, simplemente necesitan producir unos cuantos litros más de leche por día y esta aplicación les enseña cómo hacerlo.
El sistema ICOW, los transforma en microempresarios enseñándoles a administrar su pequeño negocio. Por ejemplo les manda cada semana tres SMS con mejores prácticas para cuidar y aumentar la producción de sus vacas. También les da información sobre gestación y cuidado de becerros, al igual que los conecta a una red de veterinarios calificados.

Finalmente están las aplicaciones (APPS) como MEDÁFRICA, enfocadas al cuidado de la salud. Estos sistemas permiten al suscrito obtener información médica básica, aprender de dieta, monitorear síntomas de un padecimiento para poder hacer un auto diagnóstico, e incluso verificar vía SMS si un medicamento está caducado, para evitar ser estafados por gente abusiva.

En conclusión. Hay que inspirarnos en la creatividad africana. México, al igual que África tiene demasiadas personas en estado de subsistencia. Este es el momento para emprender nuevos negocios enfocados a facultar a los más pobres de los pobres con soluciones tecnológicas que los empoderen para hacer frente a los intermediarios abusivos. Este es el momento de hacer el bien BIEN y crear riqueza para todas y todos los buenos mexicanos. ¡Viva México!

Escucha aquí el audio de la transmisión en radio.

¡Este es el hábito más importante de mi vida!

Hoy te quiero hablar del hábito de oro, probablemente el hábito más importante de mi vida e invitarte que tú también lo practiques.

Para ello te he preparado tanto un pequeño video al igual que el comentario que paso al aire en el noticiero de Radio Red. Incluyo las ligas al final del comentario.

EL COMENTARIO

Inicio todos los días con lo que yo llamo la hora dorada. Es mi hora. Mi tiempo sagrado para cultivar mi mente, cuerpo y espíritu.

La hora dorada consta de tres actividades: 20 minutos de lectura, 20 minutos de ejercicio y 20 minutos de meditación. Y la llamo la hora dorada porque estas tres actividades, hechas con regularidad, nos ayudan brillar.

Empecemos con la lectura. Simplemente 20 minutos de lectura diaria.

Leer es una ventana al alma de las personas más extraordinarias del mundo. Hermano y hermanas que modelan, ilustran e inspiran. Hay tantos buenos libros. Simplemente te recomiendo escoger tu lectura con cuidado y buscar libros que te llenen de ánimo, esperanza y visión.

Los libros nos permiten descubrir un mundo de nuevas posibilidades que acelera nuestro crecimiento personal y profesional.

Además, aunque leer 20 minutos diarios, no parece como mucho tiempo, si lo hacemos con regularidad a lo largo de un mes habremos leído un total de 10 horas. Así es, 10 horas que equivale a uno a dos libros al mes. Imagínate leerte de 12 a 24 libros al año. Este simple hecho te convertirá en una de las personas mejor preparadas en tu ámbito personal y profesionalmente.

Ahora hablemos del ejercicio. Arrancar nuestro día con 20 minutos de ejercicio es algo sensacional. El cuerpo no fue hecho para ser sedentario. Con 20 minutos de ejercicio diario nuestro cuerpo estará más fuerte y sano. Y nuestra mente más lúcida y atenta.

Yo inicio con unos cinco minutos de ejercicios de estiramiento. Alzar los brazos al cielo. Tocar las manos al piso. Girar el cuerpo suavemente de lado a lado. Todo el tiempo respirando lento, profundo y pausado.  Delicioso.

Después hago unos 10 a 15 minutos de ejercicio aeróbico. Cosa sencillas como sentadillas, lagartijas, y abdominales. Súper estimulante. Y termino parado de cabeza. ¿Porqué de cabeza? Porque me hace recordar la importancia de los hábitos. La gente te ve parado de cabeza y dice que es algo extraordinario, sin embargo no lo es. Pararse de cabeza es algo sencillo que todos podemos aprender a hacer. Por lo tanto pararse de cabeza no simplemente irriga el cerebro, sino que nos recuerda que las cosas sencillas hechas con disciplina transforman lo ordinario en extraordinario.

Finalmente, viene la meditación. La gente te va ahí sentado aparentemente sin hacer nada y sin embargo lo que sucede en nuestro interior durante la meditación es una de las disciplinas más importantes que podemos tener.  Es un ejercicio que nos permite tomar control de nuestra mente y emociones y desde un plano superior poder determinar como vamos a reaccionar ante cada estímulo que entra a nuestra vida. Y esto es crucial, porque sin esta disciplina carecemos de lucidez, y somos un poquito como papalotes en el viento reaccionando sin cause a todo lo que llama nuestra atención. La meditación es una disciplina que nos permite separar la emoción de la razón para poder ver la vida con ecuanimidad y escoger con mayor claridad el camino que conducirá a una vida más exitosa, plena y feliz.

En resumen. Te invito a acompañarme en esta extraordinaria aventura que es la vida y a desarrollar el hábito de oro que te ayudará a tomar mayor control de tu mente, cuerpo y espíritu. Inicia tu día dedicándote tiempo de calidad. Practica la hora dorada: 20 minutos de lectura, 20 minutos de ejercicio y 20 minutos de meditación.

Ahora, a lo mejor tu estás pensando, ¡oye Mac, yo no puedo dedicarle una hora diaria a esta disciplina!

Está bien. Te la pongo fácil. Inicia con 5 minutos de lectura, 5 minutos de ejercicio y 5 minutos de meditación. No me vas a decir que no puedes encontrar 15 minutos al día para ti. Aquí el asunto es darte la oportunidad de crecer.

Te quiero pedir un gran favor. Tú mereces una vida más próspera, plena y feliz. Inténtalo. Dale un mes. Dedícale 15 minutos diarios a ti y veras como tu vida empieza a florecer.

Bueno es el comentario y hoy. Y como siempre me despido recordándote que tú eres grande y que la vida exige tu grandeza.

Aquí está la liga para ver el video y al comentario transmitido el 29 de abril 2015 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en Radio Red. 

Energías limpias: el trampolín al primer mundo

Hoy me gustaría hablar de energías limpias, de visión de futuro y de algunos ajustes que hay que hacerle al concepto de la reforma energética para utilizarla como trampolín para convertirnos en país de primer mundo.

Les invito a tomar un momento para ver la reforma energética no simplemente como una mejor forma para explotar nuestros recursos naturales, sino cómo un disparador para el desarrollo del país y la posibilidad de posicionarnos cómo un líder mundial en el desarrollo de energías limpias.

Al analizar la reforma energética encontré varios elementos que pueden ser disparadores para convertir a México en un país de vanguardia energética. Sin embargo,  siento que los tiempos y la visión estratégica no responden al dinamismo que impone el mundo actual.

Déjenme darles unos ejemplos. Suena muy bien que el gobierno mexicano se haya comprometido a que para el año 2024 el 35% de toda la energía que se produzca en el país se generen a través de fuentes limpias. También va en la dirección correcta el compromiso de  que las emisiones de dióxido de carbón se reduzcan en 30% de aquí al  año 2020, al igual que en la reforma fiscal se incluyan beneficios fiscales para promover el uso de energías limpias.

Aquí el asunto son los tiempos, la visión y la estrategia.

El promover que el 35% de la energía que se produzca en México para el  año 2024 provenga de fuentes “limpias” parece como un gran avance. Sin embargo, hay que ver los números de cerca. Resulta que hoy el 25% de la energía del país ya proviene de lo que definen en la reforma como fuentes limpias. El asunto es la definición de fuentes “limpias”.  Específicamente el 21% de la energía limpia, entre comillas, que se genera en el país actualmente se genera a través de  represas hidroeléctricas que generan energía bloqueando el flujo natural del río.

Y es aquí donde veo una contradicción entre lo que dictan las leyes secundarias que hablan de cuidar el medio ambiente al mismo tiempo que generamos energías limpias y el clasificar a las hidroeléctricas como fuentes limpias de energía. Las represas forman parte de la filosofía del pasado donde el ser humano buscaba dominar la naturaleza en vez de trabajar con ella. El bloquear el flujo natural de un río destruye los ecosistemas naturales. Por lo tanto, las represas no conforman al principio de cuidar el medio ambiente al mismo tiempo que se genera energía limpia. Entonces tendríamos que estar planeando, como se está haciendo en otros países, en cómo irlas  eliminando y no estarlas sumando a nuestros números de energía “limpia”.

Por lo tanto si a la cifra de la generación de energía limpia para el año 2024 se le eliminara la generación de energía hidráulica y buscáramos llegar al 35% a través de auténticas fuentes que no dañan el medio ambiente, como el sol, el aire y el calor que produce el subsuelo, entonces sí estaríamos hablando de una auténtica revolución de energía limpia.

Y para acelerar el desarrollo también tendríamos que estar pensando en la creación de clústers industriales temáticos que trabajan en conjunto con universidades para preparar a nuestros jóvenes en carreras verdaderamente competitivas.

Regresando a la reforma, la segunda fuente de energía clasificada como limpia que hoy existe en México es la geotérmica. Aquí lo que se hace es que se aprovecha la energía proveniente del núcleo de la tierra que sale a la superficie a través de fisuras en las rocas de la corteza terrestre y llega a la superficie en forma de vapor.

Un dato poco conocido es que México ya es el 4º país a nivel mundial que crea energía a través de este medio.

La planta de Cierro Prieto en Mexicali, Baja California es la segunda instalación geotérmica más importante del mundo. Imagínense esta planta aprovecha la fisura en la corteza terrestre conocida como la falla de San Andrés, que corre justo abajo de la ciudad de Mexicali, y el ingenio mexicano la ha aprovechado para construir ahí una instalación que actualmente produce por si sola el 42% de toda la energía que requiere la península de Baja California. Con 100 plantas como esta podríamos satisfacer toda la demanda de electricidad del país.

La Geotermia es una disciplina sustentable en franco crecimiento. Específicamente se proyecta un crecimiento a nivel global del 27.9% para el año 2035.

Aquí por ejemplo tenemos una historia de éxito que contar que nos puede ofrecer un excelente polo de desarrollo para crear un clúster del más alto nivel que desarrolle esta actividad de energía limpia  de vanguardia. Una actividad que puede posicionar a México como un líder visionario en el desarrollo de energías limpias, que podemos exportar al resto de mundo.

Otro tipo de energía limpia que ya se produce en México es la energía eólica o sea la energía producida por el viento. Hoy nos encontramos en el lugar 24 en el mundo, produciendo alrededor de  dos mil megawatts al años y se estima que para el 2022 creceremos a 15 mil megawatts watts al año. ¡Muy muy bien como porcentaje y otra historia de éxito que deberíamos usar como trampolín para crear una nueva industria de rápido crecimiento!

Ahora, veamos la energía del sol. La fuente de energía renovable más abundante, poderosa e importante del mundo. Y resulta que la ubicación geográficamente de Mexico nos posiciona como el tercer país mejor ubicado para generar energía solar. Wow.

Simplemente para darles una idea del potencial. Trasladémonos al desierto de Sonora. Aquí una granja de paneles solares con una extensión de 25 kilómetros cuadrados podría producir toda la energía que requiere el país.

Y hablando de potencial esta es una industria con muchísimo futuro. Para empezar los costos de producir energía solar han caído vertiginosamente. Hoy una célula solar cuesta el 1% de lo que costaba hace apenas 35 años y la tendencia seguirá, llegando a ofrecer energía más barata que la que se produce con el carbón y el petróleo. Este es el momento para subirnos. Es una industria todavía inmadura con un extraordinario potencial.

Y aquí regreso a las proyecciones de la reforma y del uso de la energía solar. Son tibias. Muy tibias. Se proyecta que energía solar sólo representará el 5% de la energía generada en México para el años 2030 y sólo el 10% para el año 2050. Estamos demasiado cómodos dependiendo del petróleo.

Si queremos darle viabilidad al mundo y sobre todo a México tenemos que bajar las emisiones de gases invernadero radicalmente. Al igual que México está en una posición privilegiada para la generación de energías eólicas, geotérmicas y solares también es cierto que estamos en uno de los lugares más vulnerables de la tierra para huracanes, sequías y cambios en el nivel del mar.

El enfocar la reforma para convertir a México en un país que promueve agresivamente las energías limpias puede generar nuevas soluciones económicas de vanguardia que revitalizarán la economía y nos daría un posicionamiento envidiable. Hay que llevar el enfoque de la reforma energética de una transformación económica a una transformación estratégica y social detrás de la cual nos podemos unir como nación, hacia una visión de futuro motivante.

Tenemos que darnos prisa. Hay que crear carreras sobre energías limpias y  educar a los jóvenes que están entrando a la universidad en especializaciones de vanguardia e integrarlos  a clústeres de desarrollo industrial en los cuales pueden trabajar en actividades de primer mundo.

En resumen. Ha llegado el momento de utilizar la reforma energética como trampolín para transformar a México de ser uno de los 10 países más importantes del mundo en la producción de petróleo, a ser uno de los cinco países más importantes del mundo en la producción, desarrollo y venta de soluciones de energías limpias.

Invito a mis amigos políticos, empresarios y ciudadanos en general a subir la barra. A darle sentido profundo a la reforma energética para que añada valor real, sustentable y duradero a nuestro enfoque de nación y nos impulse rápidamente a convertirnos en país de primer mundo.

Escucha aquí el comentario transmitido el 3 de septiembre 2014 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en Radio Red.

 

La escasez del agua potable mata diariamente a 5000 niños ¡Acabemos con ello!

Einstein decía que los sabios piensan en como solucionar problemas, mientras que los genios piensan en cómo prevenirlos.

Hoy, les quiero hablar de uno de mis heroes que además es un genios. Se trata  del inventor serial Dean Kamen, que ya cuenta con más de 500 patentes en su haber y que se ha dado a la tarea de enfrentar al Goliat de los problemas, ayudar a resolver la escasez de agua potable que amenaza a miles de millones personas en las regiones más pobres del mundo.

Simplemente para ubicar a Dean, entre sus inventos se encuentra el Segway, el novedoso vehículo eléctrico de dos ruedas que vemos usando algunos policía en el centro histórico de la Ciudad de México. También ha inventado brazos robóticos para ayudar a reincorporar a la vida productivo a los soldados lisiados de las guerras, al igual que ha inventado todo tipo de equipos médicos para individualizar el cuidado de la salud.

Pero regresemos al tema del agua. El Goliat de los problemas que amenaza a la humanidad.

Como sabemos dos terceras partes de la tierra está cubierta de agua y sin embargo, sólo el 3% de esa agua es dulce y apta para el consumo humano. Y de ese 3% el 85% de ella está congelada en los polos. Por lo tanto sólo nos queda el .5% para vivir. Y dada nuestra gran irresponsabilidad y desprecio por ella la gran mayoría del agua en los ríos está contaminada, al igual estamos agotando  los mantos acuíferos por sobre explotación.

Estamos hablando de que más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable y que por lo tanto ellos y sus hijos están siendo obligados a beber agua sucia. Y esto provoca que diariamente mueran más de cinco mil niños. Déjame poner esto en perspectiva. En lo que escuchas esta frase un niño ha muerto y otros cinco se han enfermado por beber agua asquerosa.

Un dato más, la mala calidad del agua es el principal problema de salud en el mundo. Resulta que a nivel mundial el 50% de todas las camas de hospital están ocupadas por personas con enfermedades generadas por patógenos transmitidos en el agua.

Y para terminar de complicar el asunto, muchas analistas creen que las grandes guerras del futuro no serán causadas, como en la actualidad por países que quieren agandallarse el petróleo del otro, sino que en un futuro el incentivo para ir a la guerra será para agandallarse el agua del vecino. Sin duda el agua representa un problema Goliat.

¡Pero no tiene que ser así!

Regresemos a nuestro héroe del día de hoy, Dean Kamen. Él  se ha dado a la tarea de crear un invento para ayudar a enfrentar al gigantesco problema de la carencia de agua potable que amenaza a la humanidad. Y simbólicamente lo ha llamado El “Slingshot” o sea “la honda” en honor al personaje bíblico David que con una pequeña piedra impulsada a través de una de las herramienta de más alta tecnología en su momento, la honda, derroca al más feroz de los guerreros, el gigantesco Goliat.

En los ojos de Dean su invento el “Slingshot” es precisamente eso. Un pequeño aparato de la más alta tecnología que puede ayudar a derrocar al gigantesco problema de la falta de agua potable en las regiones más aisladas y por lo tanto más amenazadas del mundo.

El “Slingshot” es un purificador de agua del tamaño de un minibar. Simplemente mete la manguera de succión en cualquier cosa húmeda como agua contaminada con arsénico, agua salada del mar o el agua del misma caño y sale del otro lado agua 100% pura. Agua tan limpia que se puede utilizar para tratamientos de diálisis en pacientes con insuficiencia renal.

El “Slingshot”  es la antítesis de las grandes plantas de tratamiento de agua municipal que cuestan un dineral y requieren de expertos para operarlas. Este aparato es una pequeña unidad auto-contenida que puede produce 1000 litros de agua cristalina al día, que es más o menos lo que requiere una pequeña comunidad de 100 personas para su consumo diario.

El aparato está diseñada para funcionar sin mantenimiento durante cinco años y el generador que lo opera funciona con cualquier tipo de combustible, hasta con el mismo estiércol del ganado.

Ahora Dean no está solo, cada vez hay más personas están reconociendo que nos corresponde a cada uno de nosotros, desde nuestras respectivas trincheras, contribuir para solucionar los grandes retos de la humanidad.  Resulta que en el evento de la Iniciativa Global Clinton del año 2012, el Presidente de Coca Cola, Muhtar Kent se comprometió a llevar al “Slingshot” a algunas de las areas rurales más aisladas de Africa y Latino América. El objetivo es crear pequeños centros de expendio, manejados por mujeres locales, que proveerán de agua limpia y electricidad a 500,000 personas de aquí al 2015. ¡Bravo Bill Clinton! ¡Bravo Muhtar Kent! ¡Y bravo Dean Kamen!

Me encanta esta iniciativa que va más allá de dar pescados, y enseña a la gente a pescar.

Estoy convencido que para ayudar hay que tomar los grandes problemas de la humanidad y convertirlos en fuentes de negocios que generen riqueza y bienestar para miles de millones de seres humanos alrededor del mundo. Y el agua e inventos como el “Slingshot” ofrecen precisamente este tipo de oportunidad para ayudar a los más pobres de los pobres a integrarse a la economía formal.

Con un poco de visión es fácil imaginarse convertir a los más pobres de lo pobres en microempresarios si los formamos, les damos crédito y un buen producto para vender. Si recuerdan en un comentario anterior les expliqué como el Banco Gramin de Bangladesh creo microempresarios para llevar el servicio de la telefonía celular a 60 millones de pobres en regiones tan pobres que ni había electricidad. Hoy Graminphones, además de haber ayudado al progreso de su nación, es la compañía de telefonía celular más importante de Bangladesh. Resultó que los pobres no quieren limosna, sino oportunidad y cuando se las das son muy trabajadores y además muy buena paga.

Ahora volteemos a ver cómo volver productivas a miles de pequeñas comunidades aisladas que todavía viven en la prehistoria. Imagínate convertir a joven emprendedores o a pequeñas cooperativas de deudores solidarios en sujetos de crédito. Formarlos y proveerles de recursos de la más alta tecnología para generar un negocio sano y sustentable ofreciendo a sus vecinos los dos insumos más valiosos de la actualidad, agua y electricidad, que se transforman en salud, conocimiento y competitividad.

Kamen explica que el costo de una unidad de un purificador con su generador vale menos de $5 mil dólares.

Hagamos números. Si la unidad produce 1000 litros de agua por día y el emprendedor vende cada litro de agua cristalina súper baratos, digamos en $0.20 (veinte centavos de peso) en un año ya se amortizó la inversión. Añádele el ingreso que recibirá por el servicio de recarga de teléfonos celulares e internet y tienes un negocio que saca a la gente de la pobreza extrema al mismo tiempo que aporta salud, progreso y bienestar a la comunidad.

Estamos ante un momento histórico. La tecnología tiene la capacidad de ayudarnos a resolver muchos de los grandes problemas que amenazan la humanidad. Por lo tanto te invito a que tú y yo, cada uno de nosotros desde nuestras respectivas trincheras hagamos nuestra parte para ayudar a acabar con tanto sufrimiento innecesario. Promovamos iniciativas como el “Slingshot” y generemos negocios coherentes, valiosos y sustentables.

Y recuerda que tu eres GRANDE y que la vida exige tu grandeza.

Escucha aquí el podcast.

Ve aquí el videocast.

Hasta la próxima.