Lenders Club: ¿Seguirá siendo el banco la mejor opción para préstamos personales?

Un principios básico para determinar si una empresa va a perdurar a largo plazo es ver cuanto valor genera para sus cliente, empleados, sociedad y planeta en relación al valor que extrae.

Por ejemplo preguntémonos:

  • ¿Qué tanto  valor crea una empresa alimenticia que fomenta una epidemia de obesidad y diabetes?
  • ¿Qué tanto  valor crea una empresa energética que destruye el medio ambiente?
  • ¿ O qué tanto  valor crea una empresa financiera que consume vorazmente recursos económicos y genera más pobreza?

Sin duda son preguntas importantes que las diferentes empresas se deberán estar planteando porque sólo a través de generar beneficios tangibles, significativos y duraderos para todos y cada uno de los interesados podrán sobrevivir en este nuevo mundo de un statu quo disruptivo.

Por lo tanto hoy me gustaría centrar mi comentario en un nuevo modelo de negocio que tienen el potencial de poner de cabeza a la industria financiera. Se llama “peer to peer lending” o sea préstamos persona a persona y analizar con  ustedes a una nueva empresa que nace en el 2007 y que fue una de las primera aplicaciones disponibles en Facebook. Al día de hoy esta empresa a facilitado más de 100 mil préstamos “persona a persona” con un valor superior a  2,700 millones de dólares. La empresa se llama “Lenders Club” o sea “El Club de Prestadores”.

Y digo que es un modelo disruptivo, porque a diferencia de la industria bancaria tradicional que le da al ahorrador del 3 o 4% y luego voltea y presta ese dinero al tarjetahabiente al 30 o 40% este nuevo modelo basado en prestamos “persona a persona” a través del Internet cambia radicalmente las tasas y rendimientos. Específicamente estamos hablando de préstamos personales a una tasa promedio del 15% y un rendimiento al inversionista en el orden del 10%.

Este modelo ha llevado a esta empresa a ser reconocida por la Revista Forbes como una de la 20 empresa más promisoria del 2011 y el año pasado, en el Foro Económico Mundial, a recibir el reconocimiento como la empresa de tecnología pionera del año.

Entonces un poco de historia.

La empresa es inspiración de Renaud Laplanche un emprendedor serial de origen francés cuya primera empresa “match point”, un motor de búsqueda e indexación de  información en internet, nace por su frustración de no poder encontrar fácilmente los datos que buscaba en la red. Esta empresa termina por venderla a Oracle, en el año 2005.

Luego un día de ocio en le 2006 se puso a ver lo que le cobraba su banco por el dinero que le prestaba  a través de su tarjeta de crédito en relación al retorno que le daba a través de su cuenta de ahorros y se escandalizó. ¡Había una diferencia de 1,200% entre lo que le daban y le cobraban!

Y nuevamente se le empezó a agitar la mente.  Seguramente había un mundo de gente que compartía con él esta misma indignación. Y se puso a pensar con mentalidad de emprendedor de la era de la información cómo crear un sistema financiero más lógico, justo y efectivo. Se decía a si mismo, si el futuro de los negocios están relacionados con el empoderamiento del individuo para encontrar, entender y capitalizar información, porque no  crear un sistema que busque, clasifique y presente a inversionistas con prestatarios y sacar al banco de por medio.

Razonaba que dentro de los márgenes obscenos que cobraban los bancos había espacio para bajar sensiblemente la tasa para el que requiere el financiamiento y mejorar notablemente el retorno para el que ponía a disposición sus ahorros, y que de paso había espacio para incluir una cuota razonable de intermediación. Lo único que se requería era alguien que desarrolle un buen motor de búsqueda y análisis para juntar a prestadores con prestatarios y ésta era específicamente su especialidad.

Por lo tanto se da a la tarea de probar su hipótesis creando una aplicación montada sobre un buscador que accedía a diferente fuente de información disponibles en Internet para integrar un historial crediticio de cualquier persona que tenía interés de recibir un préstamo. Y lanza “Lenders Club” en el 2007 como una aplicación de Facebook para probar el concepto y ver que tanta disposición  y confianza existía dentro de la comunidad en la red social para prestarse dinero entre si. Y rápidamente constata que si había disposición e interés en los préstamos “persona a persona”.

Desde su lanzamiento “Lenders Club” ha evolucionado de un sistema de préstamos en la red social a un sofisticado sistema de transparencia financiera que no simplemente se basa en la relación personal entre los prestadores y prestatarios sino que integra una serie de algoritmos para poder identificar al 10% de los mejores prospectos y centrar el negocio en ellos. Los resultados son impresionantes. El 96% de todos prestatarios pagan puntualmente sus compromisos.

A la fecha la empresa lleva 24 trimestres con retornos positivos y el modelo ha transitado de una aplicación en Facebook a una empresa con su propio sitio.  Hace unos meses Google invirtió en su segunda ronda de financiamiento y se prevé que la empresa entrará a bolsa el año entrante.

Otra de las belleza de este sistema es que el inversionista ya no está prestando a un fondo anónimo sino a personas reales lo cual humaniza el proceso financiero. Además esto lo lleva a vivir mucho más de cerca el desarrollo de diferentes tipos de negocios y convertirlo en un inversionista cada vez más agudo y certero.

Ahora trasladamos a México dónde la brecha entre lo que se le pagan al prestador y lo que se le cobra al prestatario es aún más grande que en Estados Unidos. Esto significa que estos nuevos esquemas de financiamiento ofrecen una verdadera oportunidad para impulsar el desarrollo de nuestro país.

Hasta ahora no ha existido un mecanismo para ofrecer microcréditos a tasas accesibles que ayuden a impulsar el desarrollo de la pequeña y mediana empresa.

Pero hoy ya estamos viendo a algunos jóvenes emprendedores lanzándose para ofrecer este tipo de esquemas de financiamiento “persona a persona” en México. Un ejemplo es Vicente Fenoll que está poniendo en marcha una empresa que se llama Kubo.Financiero.

En conclusión. Vivimos en un mundo cada vez más disruptivo. Invito a mis amigos empresarios a recordar que si su modelo de negocio extrae del sistema más valor que el que genera, rectifiquen, porque hay a la vuelta de la esquina un joven inspirado que los convertirá rápidamente en obsoletos.

Escucha aquí el programa transmitido el 24 de octubre del 2013

 

Anuncios

Cómo capitalizar la adversidad

Escuchamos por todos lados noticias de la amenaza de otra latente de recesión. Por lo tanto hoy me gustaría hacer una reflexión sobre cómo enfrentar y capitalizar la adversidad.

Sir Isaac Newton, una de la mentes más brillantes que ha conocido la humanidad, estableció en su tercera ley universal que cada acción produce una reacción opuesta y equivalente.

Si aceptamos como cierta esta premisa entonces toda adversidad trae con si la semilla de una equivalente oportunidad. Y no estoy hablando simplemente de factores adversos en la macroeconomía, sino también la  adversidad en nuestra vida diaria y específicamente en lo llamamos el fracaso.

La vida es como un poderoso y caudaloso río en constante movimiento que genera cambios incesantes. Todos estamos en él y ninguno de nosotros nos podemos salir o podemos detenerlo.

Sobre lo único que SÍ tenemos poder es decidir cómo vamos a responder ante el cambio. ¿Lo enfrentaremos con miedo o con arrojo? ¿Creceremos ante la adversidad o permitiremos que nos arrastre?

Y la tragedia es que en estos momentos vemos a demasiada gente darse por vencida demasiado fácilmente y no capitalizar las oportunidades inherentes en la adversidad.

Hay que entender la diferencia entre una derrota temporal y un fracaso definitivo y las oportunidades que acompañan todo contratiempo. Al entenderlas ya no nos damos por vencidos tan fácilmente cuando nos encontramos con obstáculos en el camino, porque comprendemos que el éxito normalmente está a pocos pasos de dónde la mayoría de la gente se da por vencida.

La adversidad, contrario a lo que muchos pensamos tiene un aspecto muy positivo porque nos sacude, despierta y libera de las garras de hábito hipnótico de la complacencia exigiéndonos crecer, depurar y perfeccionarnos o de plano nos abre un nuevo espacio para volver a empezar.

Hay que entender que el fracaso es simplemente un concepto que creamos en nuestra mente. Es un estado mental que podemos controlar mientras no abdiquemos al privilegio de poder decidir.

Por lo tanto podríamos decir que el fracaso es el gran maestro. Ese toque de realidad que despeja la mente y nos impulsa a abrir los ojos enseñándonos que algo está mal con nuestro plan y nos presiona a rectificar o de plano dejar el camino trazado para reinventarnos.

Pero más que eso los grandes momentos de cambio  nos dan la oportunidad de calarnos. De ponernos a prueba para comprobar de que estamos hechos. Nos obligan a enfrentarnos y descubrir quien realmente somos. A conocernos a fondo de una forma tan profunda que no se puede alcanzar por otro medio.

Al estudiar la vida de los hombres y mujeres que lograron grandes hazañas  vemos que casi siempre sus éxitos vinieron emparejados con grandes fracasos que utilizaron como trampolín o que capitalizaron momentos de oportunidad que otros simplemente desecharon con amenazas.

Pero regresando a la adversidad, incluso podríamos ir tan lejos hasta decir que estos momento de gran cambio son una bendición porque nos obligan a depender menos de las fuerzas materiales y más de las fuerzas espirituales. Es en los momentos difíciles que descubrimos esa fuerza inherente en cada uno de nosotros. Una fuerza noble, magnánime, divina. La fuerza de nuestro auténtico ser.

Aprendemos en estos momentos cuando aparentemente el tsunami del cambio nos arroya que ya no nos funciona la fuerza bruta sino que tenemos que echar mano de nuestro poder mental.

Es precisamente en estos momentos de aparente vulnerabilidad que la vida nos ofrece una de sus lecciones más importante. Nos enseña que a fin de cuentas no tenemos control sobre nada, salvo nuestro poder de decidir como vamos a reaccionar antes los acontecimientos de la vida. Y que cuando crecemos al reto y no nos dejamos arrastrar por la corriente de la negatividad, se nos abre la mente para ver nuevas opciones que están inherentes en el contratiempo.

Si entendemos y aplicamos este principio vemos que con cada fracaso nos fortalecemos. Con cada golpe nos liberamos de otra imperfección, hasta que a través de este proceso de depuración se va revelando la  mejor versión de nosotros mismos. Ese gran ser que está cautivo dentro de cada uno de nosotros y que sin la adversidad no se puede liberar.

Entonces en momentos como estos cuando mucha gente empieza a tirarse a la desgracia y se deja arrastrar por la corriente del desánimo hay que hacer un hito en el camino y abrazar la realidad.

El fracaso, la adversidad o como lo queramos llamar es simplemente un estado de ánimo. Existe simplemente en nuestra mente. Si nos dejamos contagiar por él nos debilita y nos lanza inexorablemente al río de la desesperación.

Sin embargo, si reconocemos que la vida y el universo están diseñados para darle a todas y cada uno de sus criaturas la posibilidad de sobresalir y abrazamos con fe la ley de Newton vemos que en cada gran adversidad existe la semilla de un éxito proporcional.

La vida no fue hecha para lo pusilánimes. Por eso existe la adversidad. Hay que entenderla. Abrazarla. Dominarla y agradecerla. Es nuestra gran maestra. Es la que nos cala para ver si somos dignos de compartir los grandes frutos de la creación.

Por eso en estos momentos de adversidad latente tenemos que actuar con inteligencia. Entender que la vida exige nuestra grandeza. De que no hay que darnos por vencidos. De entender que es un proceso de crecimiento y depuración. Y que lo mejor está por venir al ver oportunidad dónde los demás simplemente ven desgracia.

Escuche aquí el comentario transmitido el 9 de octubre 2013 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez.

Lifesaver: una solucionar más lógica al problema del agua

Hoy quiero hace una reflexión sobre los desastres naturales, los adelantos científicos y el agua potable. Cada vez que hay desastres naturales como los que nos acaban de azotar sucede lo mismo. Lo primero que escasea es el agua potable.

Son imágenes realmente trágicas. Nuestros hermanos y hermanas sumergidos en agua hasta la cintura y muertos de sed. Y me pregunto, con tanta agua y con tantos adelantos científicos no existe una solución rápida, eficiente y económica que permita transformar esa agua sucia, lodosa y hasta putrefacta, en agua potable para aliviar más rápidamente este sufrimiento, evitar enfermedades  y salvar vidas.

Por lo tanto me di a la tarea de investigar y descubrí que efectivamente SÍ hay nuevas soluciones a la mano. Que la ciencia ha avanzado a pasos agigantados y que hoy ya existen pequeños aparatos de uso personal que permiten purificar al instante hasta el agua más insalubre, utilizando sistema de filtrado basados en la nanotecnología, que lo hacen en forma rápida, eficiente y económica.

Déjenme platicarles lo que aprendí. Nuestra estrategia de éxito de hoy nos remonta al año 2005 cuando un ingeniero inglés llamado Michael Pritchard se encuentra atónito frente a las imágenes un nuevo desastre natural. Él se acuerda que hace apenas un año un tsunami en el Océano Índico devastó partes de Indonesia, Sri Lanka, India y Thailand, dejando a decenas de millones de damnificados y  a más de 250 mil muertos. Y ahora está viendo en la televisión cómo el huracán Katrina devastó a la cuidad de  Nuevo Orleans en Estados Unidos.

Michael, que es un experto en el tratamiento de agua,  y ve que en ambos casos la falta de agua potable se convierte rápidamente en uno de los problemas más agudos. Y que no es un problema privativo de los países del tercer mundo. Aun en Estados Unidos, el país más poderoso del mundo tardan cinco día para poder hacer llegar agua potable a sus damnificados.

Y se dice a si mismo, esto es absurdo, con los adelantos científicos actuales no es necesario dejar a la gente cinco días sin agua. Realmente, es arcaico transportar agua y repartirla a través de centros de distribución, obligando a la gente a desplazarse a buscarla y a regresar al centro una y otra vez hasta que se soluciona la emergencia. Y decide hacer algo al respecto y se pone a trabajar en una solución a la altura del Siglo XXI.

Ahora, transladémonos al año 2009. Michael está parado frente a la audiencia de TED y les dice: ¡Estoy enojado! En lo que hago este comentario 13 mil personas acaban de contraer diarrea y cuatro niños más han muerto por ser obligados a beber agua sucia. Por eso inventé,  “The Lifesaver bottle” que quiere decir en español “la cantimplora salvavidas”. Y la presenta a la audiencia.  No parece algo de alta tecnología. Tiene un filtro de un lado y una pequeña bomba que se activa a mano del otro. Sin embargo en sus entrañas es revolucionaria. A diferencia de otras soluciones para filtrar el agua sucia este purificador es una proeza de la nano tecnología que literalmente elimina del agua sucia, contaminada y virulenta el 100% de las bacterias, virus, hongos, parásitos y demás patógenos que afectan a la vida humana.

La nanotecnología es una nueva ciencia que está transformando al mundo. Trabaja a niveles de estructuras súper pequeñas. Específicamente un nanometro mide mil millonésimas de un metro y en este ámbito los científicos están trabajando con distancias que se miden en átomos.

Antes de este invento los mejores filtros accionados a mano en el mercado llegaban a filtrar hasta niveles de 200 nanometros que el suficiente para detener a la mayoría de las bacterias, pero los virus son otra historia. La mayoría de los virus son mucho más pequeñas que las bacterias midiendo apenas 25 nanometros.

La proeza del filtro “Lifesaver” es que filtra a niveles de 15 nanometros,  por lo tanto logra remover del agua todas las bacterias y todos virus que nos pueden perjudicar.

El sistema ha ido evolucionando y ahora viene en diferentes presentaciones. El producto de base es una cantimplora de 750 mililitros que pesa 625 gramos y tiene una capacidad de filtra hasta 6000 litros de agua. Simplemente destapas la base de la la cantimplora y la sumerges en el agua sucia o contaminada para llenarla. Le pones la tapa y bombeas unas cuantas veces. Destapas el otro lado y sale al instante agua cristalina lista para beber. También para uso más rudo, cuentan con un bidón de 19 litros con la capacidad de filtra hasta 20 mil litros de agua, a una velocidad de dos litros por minuto. Finalmente acaban de sacar un nuevo producto que es básicamente un popote que pesa 56 gramos que metes directamente en el agua sucia o contaminada y bebes a través de él agua limpia y cristalina. ¡Genial! Y este popote tiene una vida útil para filtrar hasta 1000 litros de agua.

¿Y su precio? Checando en Amazon.com, el costo del popote que puede filtrar 1000 litros de agua es $19 dólares o sea unos  $247 pesos, la cantimplora que puede filtrar 6000 litros de agua vale $2300 y un bidón de que sirve para filtrar 20 mil litros de agua cuesta $4750 pesos. O sea el costo para purificar un litro de agua a través del “Lifesaver” oscila entre los $0.25 y los $0.40 centavos dependiendo de la presentación. Contrastemos esto con el costo del agua que consumimos tú y yo. Un bidón de 20 litros en el supermercado cuesta $65 pesos, lo que nos da $3.25 (tres pesos con veinticinco centavos) por litro de agua purificada o sea 10 veces más caro. Y obviamente aquí los precios que estoy citando son precios al detalle en Amazon.com. Seguramente si el gobierno comprara a “Lifesaver” directamente al fabricante saldría mucho más barato.

Pero regresando a la ayuda humanitaria en los casos de desastre, la belleza de este tipo de solución no es únicamente que es barata y fácil de implantar, sino que permite que la gente no tenga que desplazarse una y otra vez para obtener agua y así poder permanecer en su comunidad para ocuparse de la reconstrucción.

Y ya que estamos hablando del agua, lo preocupante no es simplemente la calidad del agua durante los desastres, sino la calidad del agua en general. Una de las grandes problemas de salud pública en México, que se ha convertido en la decimocuarta causa de muerte en el país, son las infecciones provocadas por el consumo de agua de mala calidad.

Actualmente esta al aire un comercial de partido verde que habla de que están demandando el derecho al agua potable para todos y cada uno de los mexicanos y mexicanas, que de acuerdo a ellos hay 40 millones de nosotros no contamos con ella. Pues hasta que se pueda contar con una infraestructura  de agua potable a nivel nacional,  HOY ya existen los medios para brindarle a muchos de ellos acceso a agua limpia a menos de 0.25 centavos por litro. E incluso Michael Pritchard dice que al hacer números es mucho más lógico permitir que la naturaleza transporte el agua a través de los sistemas climáticos y que el hombre la recoja y purifique en sitio. Valido para el sureste mexicano. Más difícil en el norte del país.

Entonces para concluir. El tema del agua es candente y no va a desaparecer. Ha llegado el momento de revolucionar el pensamiento. De aprovechar los adelantos científicos para solucionar en forma más rápida, barata y eficiente los graves problemas sociales que nos aquejan. Invito a las autoridades a evaluar estas nuevas soluciones para acelerar el apoyo en momentos de desastre y al mismo tiempo fomentar un desarrollo nacional más rápido, lógico y eficiente.

Escuche aquí el comentario transmitido el 25 de septiembre 2013 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en Radio Red.