Se lanza histórica iniciativa para enfrentar el cambio climático

El 30 de noviembre 2015 , en el marco la COP21 en París se echó a andar, lo que es para mí, la más importante iniciativa en la historia de la humanidad para enfrentar el cambio climático. Se trata del lanzamiento del esfuerzo gubernamental llamado “Misión Innovación” que compromete a los 20 países que producen el 80% de la contaminación del mundo a duplicar su inversión para frenar el daño que están generando, aunada a la iniciativa empresarial que se llama “The breakthrough energy coalition” o sea la coalición para dar la solución definitiva al problema energético.

Y digo que es la iniciativa más importante, porque por primera vez en la historia se suman los esfuerzos públicos, académicos y privados para detener el cambio climático.

Un poco de historia.

Los esfuerzos de los gobiernos del mundo para detener el cambio climático han sido un fiasco. El problema es que se encuentran entrampados en la inercia cortoplacista de la democracia que les exige rendir cuentas “espectaculares” en el corto plazo que los llevan a descuidar o aun peor comprometer el largo plazo.

Por ejemplo, fue criminal el fracaso del tratado de Kioto y más recientemente, este año en junio, fue vergonzosa la declararon del G7, de que “siendo realistas”, para 2050, se podrá reducir la emisión de gases invernadero entre un 40 y un 70%. Y la reforma energética de México está enclavada justamente en esta dinámica, dictando que para el año 2050 se reducirá en un 50% las emisiones de CO2. El asunto es que esta cifra es insuficiente. Terriblemente insuficiente. Se requiere una estrategia no simplemente para mitigar el daño, sino para revertirlo. De acuerdo a los científicos mejor enterados sobre el tema requerimos para el año 2050 haber neutralizado la emisión de CO2, no simplemente haberla reducido a la mitad.

Y es por eso que el magnate de Microsoft, Bill Gates decidió hacer algo al respecto. Aunque el empresario tiene la exigencia de reportar buenos números cada trimestre, también tiene la exigencia de asegurar la continuidad del negocio y por lo tanto sabe que tiene que balancear el corto y el largo plazo.

¿Qué hizo Gates? Reunir a 27 de los más importantes líderes empresariales, financieros y académicos de mundo. Puso por delante mil millones de dólares y activó la coalición más poderosa de talento y dinero que ha visto la humanidad, bautizándola “The breakthrough energy coalition”.

El cúmulo de músculo financiero y de talento es impresionante. Déjenme presentarles a 8 de los 27 integrantes: Mark Zuckerberg de Facebook, Jeff Bezos de Amazon, Richard Branson de Virgin Group, Jack Ma de Alibaba Group de China y Ratan Tata del Grupo Tata de la India. Entre los financieros destacan Ray Dalio de Bridgewater Associates y George Soros. Y aunado a todo este talento está la Universidad de California de cuyas aulas han salido 61 premios Nobel. Wow!!!

Decir que estoy muy entusiasmado es quedarme corto. Esta coalición me llena de felicidad, orgullo y esperanza al seguir constatando que en el mundo hay muchos más seres humanos buenos que malos, y que juntos, cada uno desde nuestra trinchera, vamos a enfrentar y solucionar los grandes estragos que hemos ocasionado por ignorancia, egoísmo o desidia.

Entonces, ¿Qué sigue? Pues darle prisa a la integración de los dos proyectos que se presentaron en el COP21 de Paris. Por el lado gubernamental es capitalizar al máximo la iniciativa “Misión Innovación” que integra a los 20 países que generan el 80% de la contaminación y asegurar que rinda al máximo su compromiso de duplicar durante los próximos cinco años su inversión hacia el desarrollo de energías limpias. Ahora si, a diferencia del tratado de Kioto, en esta iniciativa están comprometidos Estados Unidos y China, que son los dos países que más contaminan en el mundo, aunados a otras 17 grandes naciones, incluyendo a México. Y por el lado empresarial compaginar estos esfuerzos con la visión de largo plazo del “Breakthrough Energy Coalition” y darle dientes a un esfuerzo a favor de la humanidad, que permitirá obviar un latente desastre ecológico.

Y todo esto ofrece para México una oportunidad sin precedentes. México está en el lugar correcto en el momento preciso para transformarse en una potencia de energías limpias y renovables. De acuerdo a Carlos Tornel del Centro Mexicano del Derecho Ambiental, nuestro país tiene el potencial de substituir el 93% de toda su energía por energía limpia para el año 2050. Yo iría más lejos. Yo creo que México puede substituir el 100% de su energía y volverse un centro de investigación, desarrollo y producción icónico de energía eólica, solar e hidrotérmica por su franquicia geográfica. El reto es capitalizar esta nueva coyuntura y apostarle mucho más al futuro que al pasado.

En resumen.

Es probable que este pasado 30 de noviembre de 2015 pase a la historia como el día en el cual el mundo tomó en serio el cambio climático y puso en marcha los mecanismos para enfrentarlo con decisión. Yo invito a mis amigos políticos, académicos y empresarios a sumarse a esta iniciativa de la COP21 y capitalizar esta nueva realidad para asegurar un futuro brillante para México. ¡Convirtámonos en un país de energía! Un país líder mundial en investigación, desarrollo y producción de energías sustentables. Este es nuestro momento. ¡Vamos por él!

Escucha aquí el comentario hecho en Radio Red el 9 de diciembre 2015.

El Transa NO Avanza

Dice el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon que “La corrupción amenaza al desarrollo, la democracia y la estabilidad”.

Probablemente la mejor descripción de la mentalidad detrás de la corrupción, se la escuché al director de la revista “Mexico Now”, Sergio Ornelas. Él dice que en México impera “La cultura de la franquicia”. Aquí todos tienen su franquicia. La secretaria tiene la franquicia sobre la agenda del jefe. El policía tiene la franquicia sobre la esquina que le toca y los grandes poderes tienen la franquicia sobre el país.

Por lo tanto hoy quiero hablar del dicho “el que no transa no avanza” y explicarte porqué creo que es el dicho más tonto, perverso y egoísta que he escuchado.

La corrupción es un cáncer. Apela a nuestro lado oscuro. Nos hace pensar en chico. En cómo podemos agandallarnos algo que no  nos hemos ganado.

Pero no termina ahí. La corrupción es el detonador de otros dos males que nos ofenden. La violencia y la pobreza.

La mentalidad del que no transa no avanza, puede empezar en una forma casi inocente. El servidor público que piensa que tiene “la franquicia” sobre los trámites burocráticos y que por lo tanto tiene el derecho de usar ese poder para incrementar su ingreso al “ayudar” entre comillas, a acelerar o retrasar los procesos. Sin embargo, la inocencia se pierde cuando uno falta al valor universal de la equidad, que dicta: “trata al otro como quieres ser tratado”. Cuando uno transgrede esta frontera se pierde el sentido del límite y de pronto parece lícito hasta el uso de la violencia o el abuso a los más pobres, para salirse con la suya.

Al preparar este comentario me encontré cifras hirientes. Por ejemplo que La Auditoría Superior de la Federación estima que en los hogares con salarios mínimos se destina el 33% de sus ingresos a pagar actos de corrupción. ¡No se vale!

Pero no son únicamente los pobres los que están pagando un altísimo precio por la falta de transparencia y estado de derecho. El Banco de México estima que el costo de la corrupción equivale al 9% de Producto Interno Bruto o sea equivale al 80% de todos los impuestos recaudados. Y otro estudio estima que la violencia nos cuesta más del doble de eso, o sea otro 22% del PIB.

El que no transa no avanza… como que es al revés. La transa, o más bien, el transa, no nos deja avanzar.

Al analizar a los países con los mejores niveles de vida encontré que hay una correlación directa entre transparencia, competitividad y nivel de vida. Entre más estado de derecho, más desarrollo y mejor nivel de vida. Y del otro lado, entre más opacidad, menos competitividad y más pobreza.

Déjenme darles un ejemplo. Tomemos dos empresas con la misma productividad. Una  en un país corrupto y otra en un país más moderno y por lo tanto menos corrupto.  Inmediatamente el empresario en el país corrupto le tiene que añadir al precio de su producto el 9% de la franquicia de la corrupción. Así de rápido. Así de fácil. Así de injusto.

En conclusión:

De acuerdo a especialistas el 34% del producto interno bruto de México se derrocha en corrupción, violencia y pobreza. ¡Basta!

Indígnense conmigo ante el dicho “él que no transa no avanza”. Substituyámoslo por “el transa no avanza” e iniciemos un movimiento hacia la transparencia, la equidad y el estado de derecho.

México merece ser un país de primer mundo. La inmensa mayoría somos gente buena. Simplemente tenemos que pensar en grande y actuar en consecuencia.

Te imaginas un México próspero y seguro. Un México en el cual hemos erradicado la extrema pobreza. Este México está a la mano. Este México nos corresponde. Digámosle NO a la transa. Digámosle SÍ a la abundancia. Aboguemos por la razón.

Simplemente con recuperar una fracción del PIB que se pierde en  la franquicia de la corrupción y destinarlo a la educación, a la investigación y desarrollo y al estímulo del  emprendedor, iniciaremos una revolución positiva que se alimentará a sí misma y terminará por brindarnos el hermoso México en el cual todos y todas deseamos vivir.

Escucha aquí el comentario trasmitido el 28 de octubre 2015 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en Radio Red.

¡Hay que iniciar una revolución de amor!

Hace un par de semanas me invitaron a asistir a una conferencia de Patch Adams y no sabía si ir. La única referencia que tenía de él era la película protagonizada por Robin Williams, que presentaba a un doctor que se vestía de payaso y utilizaba la risoterapia para ayudar a aliviar el dolor. Se me hacía un personaje bueno y amable, pero de ninguna forma un ser revolucionario. Pero tenía curiosidad y decidí ir de todos modos.

Hoy, después de haberlo visto y aprendido de su vida, su obra y su pasión me doy cuenta que la película no le hizo justicia. Patch es un revolucionario del amor que denuncia vehementemente los abusos contra las mujeres, los niños y la naturaleza. Y va con sus seguidores donde se cometen estos abusos, llevando con él amor, risa y compasión.

Cómo todos los grandes seres humanos, hay un momento clave en sus vidas que los mueven a la acción. En su caso sucede el 28 de agosto de 1963 cuando a los 18 años, está buscando el sentido de la vida, y asiste a un discurso, que es probablemente uno de los más poderosos que se hayan dictado. Se trata del discurso “I have a dream” (Yo tengo un sueño) de Martin Luther King Jr. que pronuncia en las escalinatas del Monumento a Lincoln en Washington DC. En ese momento Patch decide que él también está llamado a ser un revolucionario. Solo que en su caso será iniciar una revolución de amor a través de la medicina, la risa y la compasión.

Me inspiró su tenacidad. Lleva 28 años viajando de 250 a 300 días al año llevando su mensaje de amor a más de 50 millones de personas en 70 países.

Se pone su nariz roja y va a donde otros no quieren ir. Por ejemplo, en 1985 cuando había la guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética decide crear una campaña llamada “Hay que amar al enemigo” que sin duda incomodó a los políticos su era, y empieza a llevar a gente a Rusia para crear un puente de amor entre las dos naciones. Después dice: pongámonos nuestra nariz roja y desafiemos el embargo; vámonos a Cuba. Ahora, vámonos dónde está la guerra y se van a Afganistán y después a los campos de refugiados en Pakistán y a los orfanatos en Bosnia-Herzegovina… También van a Haiti justo después del terremoto y a Sri Lanka después del tsunami.

El año pasado él y sus seguidores llevaron su misión de amor a Guatemala, Ecuador, Sicilia, Perú, el Amazonas, Costa Rica, Palestina, Brasil y Rusia.

Hoy Patch Adams tiene 70 años y dice que en los últimos 50 años no se ha enfermado ni una sola vez. El secreto de la salud: ser feliz y hacer una hora y media de ejercicio todos los días.

Todos los días Patch es pone su nariz roja de payaso y detrás de ella dice y hace las cosas que el mundo desesperadamente necesita entender. Hay que sacudir nuestra indiferencia. Abrazar al que sufre y ayudar a aliviar su dolor, hacerle sentir importante, amado y seguro. Sea en las zonas de guerra, los campos de refugiados o en los hospitales donde los niños y niñas se están muriendo de cáncer, él está ahí para aliviar su dolor con su maravillosa risa, cuidado y compasión.

Él calcula que ha estada al lado del lecho de muerte de 10 mil personas, cuando más lo necesitan.

A lo largo de sus 29 años de conferencista ha estado frente a 50 millones personas y a todas les ha preguntado: ¿Que es lo más importante en tu vida? Y el 99.9% han respondido: el amor. Y sin embargo, es un tema que no se enseña en la escuela o incluso en la facultad de medicina. Por lo tanto él propone una fórmula sencilla para cambiar el mundo. Establecer como parte del plan de estudios, el tema de la inteligencia transformadora del amor. Específicamente él dice: enseñemos una hora diaria la cátedra de amor en todas las escuelas del mundo, y a lo largo de 12 años de formación, sin duda cambiaremos el criterio colectivo de la sociedad. Brillante.

En conclusión. Me inspiró Patch Adams. Y quiero inspirarte a ti también a abrir tu corazón. A tener hoy un gesto amable con alguien que necesita de tu amor. A lo mejor hay una persona mayor en tu vida, que una simple llamada o vista tuya puede iluminar su día. O que tal simplemente una palabra amable a una persona que está teniendo un mal día. Son las pequeñas acciones positivas, repetidas una y otra vez a lo largo de los años que transforman al mundo. Por lo tanto te invito hoy a llenarte de luz, compasión y alegría e iniciar hoy mismo tu propia revolución de amor. Ten un gran día.

Descubre cómo usar el teléfono celular para abatir la extrema pobreza

a todas y todos los buenos mexicanos a inspirarse en la creatividad africana para abatir la extrema pobreza.

Disfruta. Aprende. Aplica.

ENSAYO

Decía Platón que “la necesidad es la madre de la invención” y creo que en ningún lugar del mundo este dicho es más cierto que en África.

Hoy les quiero hablar de cómo África se está reinventando utilizando el teléfono celular para empoderar a su gente para salir de la pobreza extrema, y sembrar la semilla para que en México hagamos lo mismo.

Para poner en contexto la pobreza en el continente africano: Ahí viven el 60% de los más pobres de los pobres. El ingreso promedio africano, si excluimos a Sudáfrica, es de 25 pesos diarios. Eso equivale al 3% del ingreso diario promedio mexicano. ¡Escandaloso!

Sin embargo la creatividad africana está brindando una serie de soluciones impresionantes a través del teléfono celular para ayudar a su gente a salir adelante. Y no es con sofisticados teléfonos inteligentes tipo iPhone, sino con teléfonos muy sencillos que cuestan $350 pesos.

Empecemos con el sector financiero. Como los pobres no son un sector interesante para los bancos, los africanos han inventado un ingenioso sistema a través del SMS de los teléfonos para tener servicios financieros. Hoy a través de sus teléfonos cuentan con sistemas de ahorro, pueden hacer transferencias persona a persona, pagar servicios, comprar despensas e incluso recibir y pagar salarios al igual que colegiaturas.

En Kenia el 40% del Producto Interno Bruto del país pasa a través de uno de estos sistemas llamado M-PESA, que en Swahili significa dinero móvil. Las empresas que ofrecen estos servicios están haciendo el bien, BIEN. Han creado un gran negocio que genera riqueza para los usuarios y utilidad para ellos.

Pero no terminan ahí. Otros adelantos son aplicaciones (APPS) para impulsar la agricultura, la ganadería, la educación y la salud.

Tomemos por ejemplo la agricultura. Antes de que los campesinos africanos contaran con el teléfono celular para checar el precio de mercado de su cosecha, sufrían los terribles abusos de los intermediarios, que se llevaban la mayor parte de la ganancia.

Hoy empoderados con un teléfono celular y servicios como M-FARM los micro campesinos africanos están aprendiendo qué y cuándo plantar y cómo optimizar la cosecha. También el sistema les brinda alertas climáticas, precios de mercado de diferentes cosechas, al igual que un valiosísimo recurso: una base de datos de miles de compradores directos. Este acceso a información está transformando la vida de millones y millones de personas, permitiéndoles ganar el doble de lo antes ganaban, vendiendo su cosecha a través de un intermediario, y gracias a ello pasar de un ingreso de subsistencia, a un ingreso que poco a poco los va sacando de la extrema pobreza. ¡Bravo!

Otro servicio que me encantó se llama ICOW, o sea ”ivaca”, que funciona para personas con unas cuantas vacas. Aquí también para que estas personas salgan de un estado de subsistencia, simplemente necesitan producir unos cuantos litros más de leche por día y esta aplicación les enseña cómo hacerlo.
El sistema ICOW, los transforma en microempresarios enseñándoles a administrar su pequeño negocio. Por ejemplo les manda cada semana tres SMS con mejores prácticas para cuidar y aumentar la producción de sus vacas. También les da información sobre gestación y cuidado de becerros, al igual que los conecta a una red de veterinarios calificados.

Finalmente están las aplicaciones (APPS) como MEDÁFRICA, enfocadas al cuidado de la salud. Estos sistemas permiten al suscrito obtener información médica básica, aprender de dieta, monitorear síntomas de un padecimiento para poder hacer un auto diagnóstico, e incluso verificar vía SMS si un medicamento está caducado, para evitar ser estafados por gente abusiva.

En conclusión. Hay que inspirarnos en la creatividad africana. México, al igual que África tiene demasiadas personas en estado de subsistencia. Este es el momento para emprender nuevos negocios enfocados a facultar a los más pobres de los pobres con soluciones tecnológicas que los empoderen para hacer frente a los intermediarios abusivos. Este es el momento de hacer el bien BIEN y crear riqueza para todas y todos los buenos mexicanos. ¡Viva México!

Escucha aquí el audio de la transmisión en radio.

¿Será Bitcoin el futuro del dinero?

Hoy quiero hablar de las nuevas monedas criptográficas tipo Bitcoin y analizar con ustedes cómo es posible que funcionen como divisa si no  son emitidas por una institución financiero o una entidad gubernamental.

Todo apunta a lo que hoy se conoce como “la economía de la reputación”. Cada vez más la viabilidad de una empresa, una institución o incluso de un profesionista dependerá de la calificación que le otorguen sus clientes, sus colaboradores y la sociedad en general.   Una buena calificación atraerá mucho negocio y una mala alejará al mercado.

Entonces para entender la viabilidad de sistemas financieros alternos me puse a investigar cual es la reputación de las instituciones financieras y gubernamentales y encontré un estudio reciente, realizado por el conglomerado mediático Viacom quien es dueño de Paramount, MTV y DreamWorks.

El estudio se llama el “Índice Disruptivo Generación Milenio” y recoge las opiniones de los jóvenes nacidos entre 1983 y 2004, sobre cuánta confianza le tienen a las diferentes industrias. En él se encuentra que este grupo desconfía de la industria financiera. Específicamente el 71% dice que prefiere ir al dentista que escuchar el “choro” de su banco.

Ahora,  es importante tener en cuenta que en los próximos cinco años este grupo conformará la mitad de toda la fuerza laboral. Otro dato relevante es que el 73% piensa y les entusiasma la idea, de que las innovaciones financieras vendrán de empresas fuera del sector;  como Google, Apple, Amazon y Square.  Incluso el 33% dice que en los próximos cinco años ya no van a necesitar para nada un banco. ¡Qué fuerte!

Y traigo todo esto a colación porque si la confianza en los bancos y en los gobiernos está a la baja, entonces suena razonable que pueda surgir una alternativa para llenar ese vacío. Y parece que Bitcoin va por ahí. “Bitcoin” es un nuevo tipo de moneda cibernética que nace en el 2009 y se intercambia entre persona y persona sin la necesidad de una autoridad central o de un banco. Es lo que se conoce como una criptomoneda. Y la confianza se obtiene gracias a su aparente alto nivel de seguridad, el registro único y permanente de cada transacción y el número limitado de “monedas” electrónicas emitidas.

Actualmente el mercado de Bitcoin es relativamente pequeño. Vale sólo 3,900 millones de dólares. Sin embargo las criptomonedas están teniendo un gran auge. Actualmente ya hay 606 diferentes versiones y el New York Stock Exchange está viendo cómo crear una bolsa nueva para fomentar su desarrollo.

Entre los promotores en esta nueva moneda está el multimillonario Bill Gates quien dice que Bitcoin es la proeza de la tecnología. A él le preocupa la gente más necesitada y desprotegida del mundo y el alto costo de hacerles llegar dinero. Explica que a través  de este nuevo medio de intercambio, se reducirá radicalmente el  tiempo y el costo de distribución. Por ejemplo como es un medio electrónico la entrega del recurso es instantáneo y al ser un intercambio persona a persona desaparecen las altas comisiones de los intermediarios financieros al igual los costos asociados al tipo de cambio. Wow.

Pero no es simplemente la rapidez y el costo lo que está entusiasmando a los visionarios, sino la extraordinaria flexibilidad que ofrece este medio electrónico para brindar un sin fin de servicios financieros. Entre ellos están el micro-pago, los fondeos colectivos y los cobros automatizados entre muchos más que todavía ni imaginamos.

Y es por eso que vemos a inversionistas como Sir Richard Branson de Virgin invertir en Bitpay y  a Ricardo Salinas Pliego de Banco Azteca y Electra invertir en Bitreserve.

Regresando al asunto de la confianza, hoy tres de los países más golpeados por crisis económicas internas: Grecia, Argentina y Venezuela, rápidamente están adoptando Bitcoin. Como dice el ex-vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, Bitcoin es una excelente forma de despolitizar el dinero. Sin duda estamos viviendo en tiempos interesantes.

Y finalmente en  México, el intercambio de Bitcoin es muy pequeño pero ya existen empresas como Bitso que están ofreciendo plataformas sencillas para comprar y vender criptomonedas. Su tirada, posicionarse como una alternativa más rápida y barata para el envío de remesas de Estados Unidos a México.

En resumen. Conforme disminuye la confianza en las instituciones financieras y gubernamentales aumenta la oportunidad para crear una nueva moneda universal. Una que sea ubicua, segura, transparente y democrática. Aún no estamos ahí. Pero muchas de las mentes más prodigiosas del momento se están desvelando para convertirla en realidad.

Escucha aquí el comentario transmitido el 19 de agosto 2015 en el noticiero “La Red de Radio Red”.

Alerta AMBER articula a gobierno, industria privada y ciudadanía

El lunes 25 de mayo 2015 se celebró el Tercer Foro de Enlaces Alerta AMBER México en el marco del día Internacional de los niños desaparecidos. Y hoy les quiero hablar del program Alerta AMBER por que tuve la oportunidad de conocerlo más de cerca porque me pidieron dar la conferencia inaugural. 

Siempre que voy a dar una conferencia me pongo a investigar el tema a fondo.

En este caso empecé por entrevistar a la Coordinadora Nacional del programa la Maestra Nelly Montealegre Díaz  que es la fiscal especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas de la PGR. Después entrevisté a colaboradores y operativos para escuchar todas los puntos de vista.

Salí admirado.  La coherencia, entrega y pasión de este equipo de mexicanas y mexicanos abocados a ayudar a salvar vidas, inspira, motiva y conduce a la acción.

Y me hizo reflexionar. Muchas veces emitimos juicios a la ligera en los que encajonamos a la gente. Me incluyo. Escuchamos PGR y pensamos lo peor porque casi toda las noticias a cerca de ellos son negativas. Pero hoy, después de haber tenido el privilegio de poder conocer la esencia de este grupo de la PGR les puedo decir que su labor está ayudando a reconstruir y fortalecer el tejido social de nuestro país.

Un poco de historia.

En el 2011 un pequeño grupo de personas visionarias empeñan todo su talento, creatividad y capital político para lograr que el Gobierno Federal acepte que nosotros seamos el primer país Latinoamericano para unirse al sistema de Alerta AMBER Internacional. Se enfrentan a algunas voces que piensan que no en es el momento para que México se exponga al escrutinio de un programa de gran visibilidad internacional. Sin embargo, se empeñan y lo logran.

Y este es el ejemplo de todos los grandes logros de la humanidad. Todos iniciaron con un pequeño grupo de personas comprometidas que les importo lo suficiente el destino para hacer lo necesario para llevar adelante su iniciativa y con su ejemplo inspirar a otros a seguirlos y juntos construir un mundo mejor.

Alerta AMBER México es precisamente eso. Desde su inicio operan sin un presupuesto asignado. No existe plaza especial, ni sueldo, ni bono por participar. Todos los enlaces son personas que ya tienen un trabajo de tiempo completo.Y cada uno participa porque cree en él.

Y todo esto tiene que ver con la esencia de lo que nos hace humanos. Tenemos la necesidad de sentir que lo que hacemos sirve al bien mayor y que nuestra labor trasciende. Cómo me comentó uno los enlaces durante el Foro, “no hay palabras para describir la alegría que siento cuando le devuelvo una criatura a su Mamá”. Sin duda es una labor de amor.

Entonces, el  Programa Nacional Alerta AMBER México se pone en marcha el 2 de mayo de 2012, y les leo textualmente su objetivo:  “coadyuvar en la búsqueda y localización de niñas, niños, y adolescentes que se encuentren en riesgo inminente de sufrir daño grave a su integridad personal, ya sea por motivo de ausencia, desaparición, extravío, la privación ilegal de la libertad, o cualquier otra circunstancia donde se presuma la comisión de algún ilícito, ocurrido en territorio nacional.”

Hoy Alerta AMBER es el programa de coordinación nacional que mejor funciona. Honestamente, cuando conocí las cifras me fui para atrás. Agárrate bien, el 70% de todas las alertas que lanzan son resueltas en menos de 72 horas. Me escuchaste bien. ¡Recuperan el 70% de los niños en menos de 72 horas!

Realmente me encantó el empeño y la creatividad de los enlaces. Por ejemplo en el foro anterior un enlace propuso crear un red de apoyo entre ellos a través de WhatApp para agilizar la comunicación y poder lanzar las búsquedas mientras los trámites burocráticos corren su proceso. Me explicó. Imagínate que detectamos que se está trasladando en un autobús entre dos Estado a la criatura substraída. Si dejamos que la alerta se envíe a través de los medios habituales, ya la perdimos.  Pero con la aplicación del WhatsApp simplemente fotografío el oficio. Lo subo a nuestra red. Activamos entre los enlaces la alerta AMBER. Disparamos la coordinación. Interceptamos a la persona en el camión. Recuperamos a la criatura y la devolvemos a su hogar. ¡WOW!

Pero no es únicamente la coordinación entre los enlaces que ha ayudado a recuperar todas estas criaturas, sino que muchas veces es gracias a la difusión en medios masivos y redes sociales, que  se dan a conocer los hechos, lo cual activa a miles, a millones de personas buena como tú y yo que juntos, gobierno, industria privada y ciudadanía nos integramos cómo un sólo cuerpo a favor de la coherencia, la justicia, y el amor.

Hoy en la semana de los niños desaparecidos quiero reconocer y agradecer a todos los impulsores de Alerta AMBER México. Su labor está ayudando a integrarnos y a fortalecer el tejido social de nuestro querido México.

Escucha aquí el comentario que hice en mi espacio de Radio Red el 27 de mayo 2015.

Mensaje Inicio 2015: ¡Tú y yo tenemos que fortalecer el tejido social!

Al iniciar el 2015 hay muchas cosas en el entorno que no te gustan ni a ti, ni a mí. Cosas que pesan sobre la conciencia colectiva e individual y que provocan un sentimiento de desánimo e impotencia. La pregunta es, qué podemos hacer al respecto.

Hoy te quiero proponer una alternativa desde mi óptica muy personal. Hoy te invito a fijar nuestra atención en lo que podemos cambiar en nosotros y en nuestras empresas.

La verdad es que tenemos mucho más poder de lo que nos imaginamos para cambiar lo que no nos gusta, si simplemente nos exigimos poner el ejemplo.

Al convertirnos en personas que no se dejan vencer ante la adversidad y que por lo contrario la utilizamos para fortalecernos y exigirnos aun más, damos un ejemplo que arrastra, que inspira y que motiva a la acción. Por lo tanto, para cambiar lo que no nos gusta en nuestro entorno, hay que empezar por ser aquella persona que deseamos ver en los demás.

Todo en la vida parte de principios. Por lo tanto, me gustaría compartir dos contigo para convertirte una persona ejemplar. El primero es que hay que estar fuertes y sanos. Por lo tanto hay que tomar en serio nuestra condición física y cuidar nuestra salud. El segundo es que para poder poner el ejemplo, tenemos que convertirnos en personas cada vez más valiosas para nuestro clientes, familias y sociedad, por lo tanto también tenemos que tomar en serio y dedicarle tiempo a nuestra formación profesional.

Ahora, si somos empresarios es indispensable inyectarle vida al negocio. Hay que darle un sentido trascendente que explica porque existimos y cómo añadimos valor real profundo y duradero a nuestros clientes, empleados y sociedad. Son los valores y la visión de futuro compartida que se convierten en el vínculo que le da sentido al trabajo. Son los valores y el sentido de trascendencia  que inspiran a los colaboradores a dar lo mejor de si mismos y a cuidar la empresa como si fuese suya.

Y es aquí donde surge la magia. Al integrar a personas fuertes en empresas coherentes se establecen las bases para una gran nación. Es un verdadero ganar-ganar-ganar que contagia de esperanza a la sociedad y motiva a los clientes a favorecer a las empresas coherentes que les permiten a ellos también ser parte de la solución.

Además al convertirte en una empresa que ejemplifica los principios de resiliencia, crecimiento, propósito y visión motivas a otros empresarios a hacer lo mismo. Y una persona a la vez, una empresa a la vez, se ira sumando, construyendo y fortaleciendo una conciencia colectiva de propósito, alto desempeño y unidad que transformaran a México en el país de primer mundo que todos deseamos.

Sé que la situación está difícil. Sé que hay fuerzas adversas. Sé que nos va costar trabajo. ¿Pero hay otra salida? Es el momento de crecer al reto. Es el momento de trabajar dentro del ámbito donde tenemos la capacidad te influir. Es el momento de fortalecer el tejido social.

En conclusión.

Hay que empezar por fortalecernos individualmente. Tomar responsabilidad por nuestra formación profesional, por nuestra salud y por no dejarnos vencer por la adversidad.

También, hoy más que nunca, necesitamos hablar de valores en nuestras empresas y fortalecer el tejido social dentro del ámbito en el cual tenemos una injerencia directa. Este es el momento en el cual, desde el presidente de la empresa hasta el último empleados tienen que compartir el sentido trascendente del trabajo y asumir su responsabilidad para trabajar duro, crecer, y juntos prosperar como individuos, empresa y sociedad.

Ya inició el 2015. Les invito a que hagamos de él, el año del despegue. El año en el que enfrentamos las ideas que nos estaba desanimando y encontramos como enfrentarlas desde una nueva óptica. Una óptica de un optimismo realista, donde cada uno de nosotros, desde nuestras respectivas trincheras, trabajamos duro poniendo el ejemplo que fortalecerá el tejido social. Un ejemplo de tenacidad, resiliencia, colaboración y valores sobre los cuales edificar la gran nación que necesitamos.

Escucha aquí el comentario que transmití el 6 de enero 2015 en el noticiero la Red de Radio Red.